La Ciudad

Vecinos, a reparar las veredas

La Legislatura porteña aprobó nuevo régimen para la conservación del espacio público. Habrá multas para los frentistas de las veredas en mal estado.

Lo más relevante

  • La medida afectará a más del 50% de los 305.000 frentes de la Ciudad
  • La obligatoriedad primaria y principal por la construcción, reparación y mantenimiento de la vereda comprometerá al propietario frentista.
  • El incumplimiento será penalizado con multas de entre $2.000 y $55.000

La Ciudad ha aprobado un nuevo régimen jurídico para el mantenimiento de las veredas. Se trata de un sistema que fiscalizará los trabajos de las empresas de servicios, cuando rompen las baldosas, y a los frentistas, que deberán arreglar los daños de la acera a su cargo.

Los diputados de la Ciudad votaron tres expedientes que fueron elaborados por el poder Ejecutivo para mejorar el mal estado de las veredas, lo cual afectará a más del 50% de los 305.000 frentes del distrito. Los daños van desde hundimientos y baldosas flojas hasta huecos cubiertos de tierra.

Las normas aprobadas contienen, por un lado, un régimen nuevo para las empresas de servicios públicos -como las de agua, energía, gas y telefonía-, las cuales deberán solicitar un permiso para poder comenzar con la obra. Este consistirá, entre otras cosas, en la presentación de un plan de ejecución que será evaluado por la flamante Subsecretaría de Vías Peatonales, dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

Por otro lado, también se contempla la responsabilidad y las obligaciones que ahora comenzarán a caer sobre el frentista, el cual velará por el mantenimiento y la reparación de su vereda.

Según aseguró el Ejecutivo, “la obligatoriedad primaria y principal por la construcción, reparación y mantenimiento de la vereda compete al propietario frentista”, no obstante se lo exime de esa responsabilidad cuando los daños sean ocasionados por empresas prestatarias de servicios o por el Gobierno de la Ciudad ante raíces de árboles.

Con este nuevo sistema, la administración porteña fiscalizará periódicamente el estado de conservación de las veredas con la posibilidad de intimar al titular al arreglo en los casos de daños, y creará la figura del “guardián del inmueble” -que encuadra a los inquilinos- a quien también se lo responsabilizará cuando no dé aviso al propietario de la exhortación emanada por el Gobierno local.

Actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires hay 305.000 frentes. De ellos, 1 de cada 2 se encuentra en mal estado 1. La causa de estos inconvenientes es variada: El 64% es producto de la actividad de las empresas de servicios públicos, el 18% responde al desgaste y el mal uso de la vereda, el 12% se debe a raíces de árboles y el 6% es por la actividad del Gobierno de la Ciudad. Habrá multas de entre $2.000 y $55.000.

Veredas rotas o en mal estado

Desde la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, advirtieron que “el hecho de ser el responsable de ejecutar obras de reparación por parte del frentista tornaría abstracto el pago del ABL, que se presume un impuesto que tiene como contraprestación el mantenimiento de la vereda por parte del Estado. Si bien este impuesto tiene a su cargo, como su nombre lo dice, el alumbrado, barrido y limpieza de la vereda, el hecho de poner en cabeza del propietario la reparación de un daño ocasionado a la vereda que no es responsabilidad suya es excesivo e injusto”.

Esta nueva ley le otorga mayores compromisos y responsabilidades al vecino, los cuales tendrán que mantener arreglada la vereda y, de no hacerlo, podrá recibir una multa del Gobierno de la Ciudad. “El titular de un inmueble que no construyere, reparare o mantuviere en buen estado de conservación las cercas y veredas reglamentarias de los inmuebles es sancionado con multa de doscientas (200) a cinco mil quinientas (5.500) Unidades Fijas (UF). Cuando se tratare de un inmueble afectado al régimen de propiedad horizontal, la multa se aplica al consorcio de propietarios”, dice el texto de la norma. Cada unidad fija tiene un valor de medio litro de nafta de mayor valor en el mercado.

La responsabilidad de cada actor

  • Será del vecinos frentista, en casos de desgaste por el uso normal de peatones o vehículos y cuando la vereda se deteriora por mal uso.
  • De las empresas de servicios públicos o privados, tales como empresas de telefonía, agua potable, energía, gas o televisión, cuando los daños sean consecuencia de sus obras o aperturas. Si las empresas no cumplen con la reparación o con las condiciones de obra, se las puede denunciar ante el ente que las regula, por la línea gratuita 147 o en la sede comunal correspondiente.
  • En cambio, si la vereda está rota como consecuencia de obras de pavimentación, repavimentación o recapado de calles y avenidas, o por trabajos relacionados con el alumbrado público, la señalización luminosa, la demarcación y el corte de raíces de árboles o la extracción de aquellos que fueron plantados por la comuna, el responsable es el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

¿Qué dice la ley 5902?

Consúltelo en el Centro de Información y Archivo Legislativo CEDOM 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

error: CONTENIDO PROTEGIDO