Adiós adoquines 0

Dicho y hecho. En diciembre pasado, la Legislatura de la Ciudad votó una modificación a la Ley de Patrimonio Histórico, la cual protegía los adoquines porteños. Hasta ese entonces, las calles adoquinadas contaban con una protección que impedía concretar los planes del gobierno de asfaltar o retirar piezas. Esto es algo que el Jefe de Gobierno venía avisando.

Debido a la resistencia vecinal, la Legislatura tuvo que modificar la norma que impedía el trabajo y la remoción de piezas en las arterias adoquinadas de la Ciudad. El argumento es que reparar el empedrado cuesta nueve veces más que asfaltar las calle y aún así, no dura mucho tiempo en buen estado.

Según fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, de las 26.000 calles porteñas, son 3681 las adoquinadas. De todas ellas, solo 1966 conservarán la “protección histórica”, conforme a lo establecido por las 15 juntas comunales.

Adoquines: Serán removidos o tapados con asfalto.

Ya lo había advertido Larreta

En una de sus visitas, el Jefe de Gobierno ya había adelantado qué planes tenía con respecto a los adoquines de la Ciudad y de nuestro barrio.

“Los adoquines están protegidos por ley. Tienen ley de patrimonio histórico, no se pueden sacar. No hay posibilidad de mantener los adoquines con el nivel de tránsito y el peso de los vehículos. Los adoquines eran para una ciudad de hace 100 años. Los adoquines son para los cascos históricos de la Ciudad, donde la gente camina.

Para dar un parte optimista, a fin de año votamos una ley, justamente para poder flexibilizar un poco sacar adoquines. Yo creo que a partir de ahora vamos a poder ir sacando adoquines. Hasta diciembre, no se podían tocar. No hay manera. No es un problema de mantenimiento. No se puede mantener adoquines por donde pasan camiones y colectivos. 1 de cada 10 cuadras de la Ciudad tiene adoquines. Ahora, para el vecino que le tocó esa cuadra, es un drama.”

En Villa Devoto, ocurre algo particular. Un gran porcentaje de sus calles solo tienen adoquines, sobre todo la zona del casco histórico. El problema es que dicha zona es de alto tránsito, en la cual confluyen los más diversos medios de transporte. No es una zona exclusivamente peatonal. Autos y colectivos circulan día y noche por allí, deteriorando cada vez más el empedrado. Verdaderamente es un dilema: ¿Se repararán los adoquines o se asfaltará? ¿Tendremos un casco histórico – peatonal o se modernizarán sus calles?

 

La Legislatura aprobó la construcción de once torres de 20 pisos en el Parque de la Isla 2

El pasado jueves 29 de noviembre de 2018, la Legislatura de la Ciudad sancionó una polémica iniciativa: La construcción de once torres en un amplio espacio verde del barrio de la Paternal. Los vecinos, indignados.

La norma, impulsada por el Poder Ejecutivo de la Ciudad, contempla un cambio de parámetros sobre los usos del suelo en un amplio espacio verde que hoy se conoce como “La Isla de la Paternal”, terrenos del ex-Albergue Warnes. Los vecinos están muy preocupados porque  implica habilitación de dicho espacio para la construcción de edificios y locales comerciales, la destrucción de un espacio verde.

El proyecto contempla cambiar la normativa urbanística aplicable al Distrito U26 Barrio Parque Central, tal como fue denominado por el Código de Planeamiento Urbano a los terrenos del ex Albergue Warnes, para incorporar nuevos usos complementarios al suelo, entre ellos la localización de viviendas colectivas de alta densidad con una tipología edilicia que permita hasta 48.5 metros de altura. “Se propone mejorar y caracterizar al Parque La Isla de la Paternal a través de la ejecución de obras de reformulación”, con estas palabras justifican la medida.

Sin embargo, los vecinos rechazan absolutamente dicha iniciativa, afirmando que va a dañar el medio ambiente y les quitará la posibilidad de salir a hacer actividad física al aire libre.  Actualmente, en el predio tiene varios usos: hay dos hipermercados, una escuela secundaria, un jardín maternal y un espacio verde presentado como el primer sitio exclusivo para mascotas en la Ciudad.

De esta manera, el predio situado ubicado entre  Joaquín Zabala, Av. Chorroarín y Constituyentes, se transformará en un nuevo espacio urbanizado de gran altura, en un barrio de casas bajas.

La historia de este lugar

Desde 1951 hasta 1991, en ese predio estuvo lo que se conoció como el edificio del “Albergue Warnes”, la construcción inconclusa de lo que se creyó que iba a ser “el hospital de niños más importante de Latinoamérica” y uno de los más completos del mundo. Con este propósito se expropió un predio de 19 hectáreas, frente al Hospital Alvear, perteneciente a la familia Etchevarne y pronto comenzaron los trabajos de edificación. ​Con el derrocamiento de Perón en 1955 se paralizaron las obras faltando 12 meses para la finalización de las mismas.​ El lugar fue abandonado y lentamente ocupado por unas 600 familias, que luego fueron desalojadas y trasladadas a Villa Soldati.

En el año 1999, la cadena Carrefour cedió a la Ciudad el terreno donde hoy está el parque, cuando se hizo cargo de la zona en la que se levantaba el ex Albergue Warnes. Allí construyó las veredas y colocó la iluminación que existe en la actualidad.

En el año 2007, la empresa constructora SADIA iba a levantar once torres de viviendas en lo que hoy es el Parque La Isla de la Paternal con una inversión de 60 millones de dólares, un megaproyecto inmobiliario que contradice la necesidad que tiene la Ciudad de Buenos Aires en cuanto espacios verdes. Aquel proyecto fue rechazado y denunciado por varias organizaciones vecinales de la zona y de la Ciudad. En ese entonces,  se planteó la defensa del espacio verde, tanto por su función de pulmón de la ciudad, como por su importancia en el esparcimiento de los vecinos de La Paternal como de los barrios aledaños.

Parque La Isla de La Paternal

Dirección: Av. Chorroarín y Joaquín Zabala

Un sismo de 3.8 sacudió al Sur de Buenos Aires 4

Miles de personas recibieron con sorpresa la mañana del 30 de noviembre debido a un  fenómeno natural casi desconocido en esta región: Un ligero movimiento sísmico de 3, 8 grados en escala de Richter. Un temblor que tuvo su epicentro a 32 kilómetros al sur de Capital Federal y 50 kilómetros al oeste de La Plata.

El Instituto Nacional de Previsión Sísmica informó que esta mañana, en la hora 10:27:38, se registró en la provincia de Buenos Aires un sismo de 3,8 en la escala de Richter. El temblor sacudió a gran parte de la Ciudad de Buenos Aires y al Conurbano. El susto no fue mayor pero la gente notó que algo raro estaba ocurriendo cuando comenzó a percibir estas vibraciones provenientes del suelo.

Afortunadamente, el fenómeno fue de corta duración y de una intensidad baja, como para provocar daños o destrozos. Aquellos que viven más cerca de donde ocurrió el fenómeno y, también, quienes viven en edificios elevados de la Ciudad dieron cuenta que algo raro estaba ocurriendo.

Escala de Richter

  • Magnitud de menos de 2: Micro   Los microsismos no son perceptibles.
  • Magnitud entre 2 y 4: Menor Perceptibles a menudo, pero rara vez provocan daños.
  • Magnitud entre 4 y 5: Ligero Movimiento de objetos en las habitaciones que genera ruido. Sismo significativo pero con daño poco probable.
  • Magnitud entre 5 y 6: Moderado Puede causar daños mayores en edificaciones débiles o mal construidas. En edificaciones bien diseñadas los daños son leves.
  • Magnitud entre 6 y 7: Fuerte Pueden llegar a destruir áreas pobladas, en hasta unos 160 kilómetros a la redonda.
  • Magnitud entre 7 y 8: Mayor Puede causar serios daños en extensas zonas.
  • Magnitud entre 8 y 10: Cataclismo Puede causar graves daños en zonas de varios cientos de kilómetros.
  • Magnitud + de 10: Legendario Nunca registrado.

Fuente: Instituto Nacional de Prevención Sísmica 

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados ©