“Último Primer Día”: Alcohol y descontrol en la plaza Arenales 839

Plaza Arenales Botellas y Basura

Ciertamente, la plaza Arenales es el corazón de nuestro barrio. Es el espacio verde más importante de Villa Devoto y con ello no nos referimos sólo a sus dimensiones sino también al valor histórico, cultural y económico que reprensenta actualmente. Es el punto neurálgico donde se cruzan las dos diagonales que atraviezan de lado a lado nuestro barrio. Todo lo que pasa allí se ve, todo lo que pasa allí se sabe y, la verdad es que todos pasamos por allí.

Sólo transcurrieron unos días de la última reunión en la comisaría 45, en donde nuevamente se pidió más presencia policial y mejores leyes… o al menos, una mejor estrategia para aprovechar los recursos disponibles y combatir la inseguridad con eficacia, sobre todo en la misma plaza Arenales. ¿Qué habrá sido del carrito simet que vigilaba sus caminos, de los ciclistas o de la policia montada? ¿Qué habrá sido del último policía a pie que cuidó la plaza?

 

Esta semana comenzó con bastante alboroto. Esta semana comenzaron las clases y para aquellos que transitan el último año de educación secundaria o media, este fue el “ultimo primer día”. Todo un evento que desde hace algunos años se celebra de una manera particular: alumnos menores tomando alcohol en la vía pública, generando disturbios a puro bombo y platillo, literalmente, desde la noche del domingo hasta el ingreso a clases.

Plaza Arenales Botellas y Basura

La verdad, un espanto en todo sentido. Un bochorno que no frenan hasta que no llegan las ambulancias, la policía y las cámaras de televisión. Lamentablemente, este es un ritual que se repite todos los años y que cada año redobla la apuesta. Sin contar lo de siempre, la basura que quedó y los ruidos molestos que no dejaron dormir a los vecinos; en esta oportunidad hubo un enfrentamiento con armas blancas, cuyo resultado fue de dos personas heridas y otras dos demoradas por la policia.

Descontrol Plaza Arenales
Esto es algo no corresponde.

Así disfrutan los chicos de ahora. Así entienden ellos que deben encarar la finalización de un ciclo educativo: asistiendo el primer día de clases con sueño y alcoholizados. Nadie está diciendo que no pueden festejar y cada uno tiene libertad de conciencia en ello pero ¿es necesario montar este espectáculo en la vía pública?

Último Primer Día Devoto
Imágenes captadas por la televisión – Canal Telefé

Esa es la imágen que recorre el país, capturada por un movil de Telefé Noticias. Menores borrachos, durmiendo en el piso. A ellos les parecerá una gracia pero quizas son muy chicos para darse cuenta de que esa clase de acciones son perjudiciales para sus propias vidas, no digamos para aquellos más chicos que toman estos actos de rebeldía como ejemplo. Algo mal estaremos haciendo para que esta sea la postal de la educación, repito: entrar a clases sin dormir y alcoholizados. Algo mal estaremos haciendo para permitir que estos disturbios se naturalicen como otro gran evento en el calendario. Algo mal estaremos haciendo en Villa Devoto para que esta imagen de nuestra querida plaza se vuelva a repetir.

Otra vez queremos plantear las mismas preguntas ¿Por dónde pasa la historia? ¿Será falta de educación o será ausencia de la autoridad? ¿Faltan más policías, faltan más docentes o solo un poquito de consideración y sentido común? ¿Necesitamos nuevas leyes? No lo sabemos. Por lo pronto, parece las leyes que hay no se cumplen…

 

Ley Nacional de Lucha Contra el Alcoholismo

Prohíbase en todo el territorio nacional, el expendio a menores de dieciocho años, de todo tipo de bebidas alcohólicas. Créase el Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el Consumo Excesivo de Alcohol.
Sancionada: Marzo 5 de 1997.
Promulgada de Hecho: Marzo 31 de 1997.
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc., sancionan con fuerza de Ley:

Ley 24.788 – LEY NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL ALCOHOLISMO

Art. 1 – Queda prohibido en todo el territorio nacional, el expendio de todo tipo de bebidas alcohólicas a menores de dieciocho años de edad.

Art. 2 – Declarase de interés nacional la lucha contra el consumo excesivo de alcohol.

Art. 3 – A los efectos de esta ley, se considerarán bebidas alcohólicas aquellas que contengan alcohol cualquiera sea su graduación.

Art. 4 – La prohibición regirá cualquiera sea la naturaleza de las bocas de expendio, ya sea que se dediquen en forma total o parcial a la comercialización de bebidas. Queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y en el interior de los estadios u otros sitios, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, educativas, culturales y/o artísticas, excepto en los lugares y horarios expresamente habilitados por la autoridad competente.

Art. 5 – Las bebidas alcohólicas que se comercialicen en el país, deberán llevar en sus envases, con caracteres destacables y en un lugar visible, la graduación alcohólica correspondiente a su contenido. También se consignarán las siguientes leyendas: “Beber con moderación”. “Prohibida su venta a menores de 18 años”.

Art. 6 – Queda prohibida toda publicidad o incentivo de consumo de bebidas alcohólicas que:
a) Sea dirigida a menores de dieciocho (18) años.
b) utilicen en ella a menores de dieciocho (18) años bebiendo.
c) sugiera que el consumo de bebidas alcohólicas mejora el rendimiento físico o intelectual de las personas.
d) utilice el consumo de bebidas alcohólicas como estimulante de la sexualidad y/o de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones.
e) no incluya en letra y lugar visible las leyendas “Beber con moderación”. “Prohibida su venta a menores de 18 años”.

Art. 7 – Prohíbase en todo el territorio nacional la realización de concursos, torneos o eventos de cualquier naturaleza, sea con o sin fines de lucro, que requieran la ingesta de bebidas alcohólicas desnaturalizando los principios de la degustación, de la catación o cualquier otra manera destinada a evaluar la calidad de los productos.

Art. 8 – Créase el Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el Consumo Excesivo de Alcohol, que será conformado por representantes de los Ministerios de Salud y Acción Social de la Nación, de Cultura y Educación de la Nación, de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico.

Art. 9 – El Consejo Federal de Cultura y Educación acordará los aspectos educativos del Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el Consumo Excesivo de Alcohol, debiendo incluir en los contenidos curriculares de todos los niveles, ciclos y modalidades temas vinculados al consumo excesivo de alcohol.

Art. 10 – Los establecimientos médico-asistenciales públicos, del sistema de seguridad social y privado, deberán encarar acciones de prevención primaria de acuerdo a su nivel de complejidad: y de detección precoz de la patología vinculada con el consumo excesivo de alcohol.

Art. 11. – El Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el Consumo Excesivo de Alcohol, contará con un consejo asesor que estará integrado por representantes de instituciones públicas y/o privadas cuyos fines se relacionen con los objetivos del programa y serán designados por el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación y el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación y la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico.

Art. 12. – Las obras sociales y asociaciones de obras sociales, incluidas en la Ley 23.660, recipiendarias del Fondo de Redistribución de la Ley 23.661, y las entidades de medicina prepaga, deberán reconocer en la cobertura para los tratamientos médicas, farmacológicos y/o psicológicos, la patología del consumo de alcohol, determinada en la Clasificación Internacional de Enfermedades declaradas por el Comité de Expertos de la Organización Mundial de la Salud Deberán brindar a los pacientes alcohólicos la asistencia y rehabilitación que su estado requiera, como asimismo encarar acciones de prevención primaria.

Art. 13. – Las obras sociales elaborarán los programas destinados a cubrir las contingencias previstas en el artículo precedente que deberán presentados ante la ANSSAL para su aprobación y financiamiento, previa existencia en el presupuesto general de la Nación de partidas específicas destinadas a tal fin.
La no presentación en tiempo y forma de los programas previstos generará las sanciones establecidas en las leyes 23.660 y 23.661 con relación a las infracciones.

Art. 14. – La violación a la prohibición de expendio de bebidas alcohólicas de los artículos 1° y 4° será sancionada con multa de quinientos a diez mil pesos o la clausura del local o establecimiento por el término de diez días.
En caso de reincidencia la multa podrá elevarse hasta mil pesos en su mínimo y cincuenta mil pesos en su máximo, y la clausura del local o establecimiento hasta ciento ochenta días.

Art. 15. – El que infrinja lo dispuesto en el artículo 7°, será reprimido con prisión de seis meses a dos años y con una multa de dos mil a veinte mil pesos. Además se impondrá la clausura del local donde se realizaren los hechos, por un término de hasta treinta días. En caso de reincidencia, la clausura del local será definitiva.
Si a consecuencia del hecho resultare la muerte de alguna persona, la pena será de dos a cinco años de prisión, y si resultaren lesiones la pena será de uno a cuatro años de prisión. Si la víctima del hecho resultare un menor de dieciocho años de edad la pena máxima se elevará en un tercio.

Art. 16. – En caso de producirse las consecuencias a que se refiere el tercero y cuarto párrafo del artículo anterior, la clausura del local será definitiva.

Art. 17. – Sustituyese el texto del inciso a) del artículo 48, de la Ley 24.449 por el siguiente:
“Inciso a): Queda prohibido conducir con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente, habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyan la aptitud para conducir. Conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a 500 miligramos por litro de sangre. Para quienes conduzcan motocicletas o ciclomotores queda prohibido hacerlo con una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro de sangre. Para vehículos destinados al transporte de pasajeros de menores y de carga, queda prohibido hace cualquiera sea la concentración por litro de sangre. La autoridad competente realizará el respectivo control mediante el método adecuado aprobado a tal fin por el organismo sanitario.”

Art. 18. – La violación a lo previsto en los artículos 5° y 6° será sancionada con multa de cinco mil a cien mil pesos. La sanción por la infracción al artículo 6° se aplicará tan al anunciante como a la empresa publicitaria.

Art. 19. – La aplicación de las sanciones previstas en esta ley en el ámbito de Capital Federal, será competencia de la Justicia en lo Correccional; con excepción de las establecidas en los artículos 15 y 16 que será competencia de los tribunales en lo criminal.

Art. 20. – Las multas que se recauden por aplicación de la presente ley serán destinadas:
a) Un cuarenta por ciento (40 %) al programa creado en el artículo 8°.
b) un sesenta por ciento (60 %) a las jurisdicciones en las que fueran percibidas para ser aplicadas a los programas previstos en los artículos 9° y 10.

Art. 21. – Los contratos relacionados con la publicidad de bebidas alcohólicas respecto de los cuales la autoridad competente tenga acreditado que fueron celebrados con anterioridad la vigencia de la presente ley, podrán ser ejecutados sin atenerse a sus preceptos por el plazo de seis (6) meses contados a partir de la fecha de la firma de los mismos.

Art. 22. – La presente ley tendrá vigencia en todo el territorio nacional, con la excepción del artículo 17, en el que regirá la adhesión de las provincias y la ciudad de Buenos Aires conforme al artículo 91 de la Ley 24.449.

Art. 23. – Comuníquese al Poder Ejecutivo.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, LOS CINCO DÍAS DEL MES DE: MARZO DEL AÑO MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SIETE
ALBERTO R. PIERRI.-EDUARDO MENEM.- Juan Estrada.-Edgardo Piuzzi

 

 

 

 

 

Se multiplican los contagios en la cárcel de Devoto 85

motín

Ya son 13 los internos con Coronavirus.

Cuatros nuevos casos positivos de Covid-19 se suman a la población carcelaria del Complejo Penitenciario Federal, donde el mes pasado tuvo una protesta tan espectacular que fue transmitida en vivo por todos los canales y programas de noticias del país. En ese entonces, los presos reclamaron que las autoridades tomen las medidas necesarias para evitar un brote de Coronavirus en el penal. A pesar de los reclamos, la cantidad de infectados crece todos los días y actualmente el total asciende a 13 reclusos. Por esta razón, la Procuración Penitenciaria y el Comité para la Prevención de la Tortura solicitaron aplicar el operativo “Detectar” como se está haciendo en los barrios vulnerables.

Desde que se firmó un acuerdo entre los presos y las autoridades, que dio por finalizado el reclamo, la situación dentro del penal no mejoró y todos los días aparecen nuevos contagios. La noticia fue confirmada por la Mesa de Diálogo integrada por el Servicio Penitenciario Federal (SPF), el Ministerio de Justicia de la Nación, defensores, Procuración Penitenciara de la Nación y el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura. Son cuatro nuevos casos de Coronavirus y ahora llegan a 13 las personas contagiadas dentro de la cárcel de Villa Devoto, de los cuales dos recibieron el alta. Los últimos infectados fueron trasladados al Hospital Muñiz de Parque Patricios.

Según confirman, todos los contagios producidos se habían dado en la misma planta del penal, la número 2. Sin embargo, esta semana se supo de tres contagios en el pabellón 9 -planta 3- y uno en el pabellón 5 – planta 2-. Por tal razón, se solicitó que se cambie la modalidad selectiva de testeos, que se venía realizando solo a aquellos que presentaban síntomas. Ahora estarían solicitando que se implemente el mismo protocolo que se está llevando a cabo con éxito en los barrios vulnerables.

De esta manera, la Procuración Penitenciara de la Nación y el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura pidió que se realice en la cárcel una jornada del operativo Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina), tal como se implementó en barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires, donde se está yendo casa por casa para testear a  los contactos estrechos de casos ya confirmados, para poder aislarlos, brindarles todos los cuidados necesarios y así evitar que el contagio se expanda al resto de la población.

Por el momento, en el penal de Devoto se aplican tests a quienes presenten síntomas. Desde hace poco toman como parámetro a la fiebre manifestada pero los organismos apuntan a que se lleve allí el operativo Detectar que se viene usando en barrios vulnerables, para poder ubicar a los portadores asintomáticos y para aislar a los contactos estrechos de los casos positivos. Llevar a cabo esto equivaldría a realizar modificaciones en los protocolos de salud y, en el caso de una penitenciaría, a cuestiones de seguridad. Se estima que al menos en uno de los pisos del penal de Devoto el virus ya esté instalado.

El alarma por la posible expansión del Coronavirus en las cárceles no es tema que atañe solo a la Argentina. Este es un problema que ha motivado pedidos y recomendaciones expresos de la Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Cruz Roja, entre otros, para que se tomen medidas adecuadas, entre ellas descomprimir los penales, donde el aislamiento para evitar los contagios es de imposible cumplimiento. Al mismo tiempo, la sociedad reclama que se adopten políticas responsables, que se garantice la seguridad de todos y se respeten los derechos de las víctimas.

Complejo Penitenciario Federal

La cárcel de Devoto, inaugurada en 1927, es el único establecimiento penitenciario que perdura en la ciudad de Buenos Aires, aunque las autoridades planean trasladar a los más de 2.000 detenidos al penal que se está construyendo en Marcos Paz.

Dirección: Bermúdez 2651

Comerciantes devotenses recurren a los grandes medios para exigir una re-apertura 49

diego parissi

Un ejemplo de cómo la cuarentena esta perjudicando a los comercios y profesionales de Villa Devoto

El pasado miércoles, el programa periodístico “Meta Data” del canal de noticias TN entrevistó a un comerciante de nuestro barrio, quien compartió la experiencia de no poder abrir su negocio debido a las restricciones impuestas por las cuarentena. Deudas que se multiplican y la incapacidad de poder vender algo para sobrevivir.

Este es el caso de Diego Parisi, titular del club de paddle “Winners” de la calle José Cubas 3644. Un inmenso predio de más de 1000 metros cuadrados, al que asisten cientos de deportistas, alumnos y profesores para disfrutar de sus  cuatro canchas de paddle. Como muchos negocios de la Ciudad -especialmente, aquellos dedicados a las actividades deportivas- , desde el viernes 20 de marzo, sus instalaciones se encuentran absolutamente vacías. Ante tal panorama, Diego se ha puesto en contacto con aquellos que transitan por una situación similar para organizarse y peticionar ante las autoridades para que les den una mano, sea permitiéndoles volver a abrir bajo estrictas normas sanitarias y, también, con una ayuda para poder solventar los costos.

Diego Parisi: – La situación del paddle es una situación bastante particular porque son todos predios grandes y con muchos costos fijos importantes. Hace 70 días que no podemos abrir y no podemos generar nada porque no podemos hacer venta de lo que nosotros ofrecemos de manera virtual. Y los costos de mantenimiento del club, los costos de los servicios, los costos de los impuestos y alquileres son costos altísimos. Con esta generación 0 de plata nos preocupa mucho no solo el durante sino también el después de la pandemia.

Periodista – ¿Llegaste a un acuerdo con el propietario del predio?

Diego Parisi: – Estamos hablando. Estoy tratando de generarle también porque es gente que necesita del pago de mi alquiler. Estoy pagando lo que puedo, tomando deuda personal. Estamos en eso, tratando si podemos resolver algo.

Periodista: – ¿Es un precio muy grande José Cubas al 3600 en Villa Devoto situado frente al predio del seminario del arzobispado de Buenos Aires tiene más de 1000 metros cuadrados ¿Podemos saber cuánto pagar por mes?

Diego Parisi: – El tema del alquiler está sujeto a la cuestión de que hay impuestos muy importante que que están vinculados. El precio del alquiler por ahí es bajo para el tipo de propiedad pero lo que pasa es que tenemos gastos de ABL y AySA muy grandes, que están vinculados.

winners paddle

Periodista: – Junto a Diego Parisi esta Pablo, que es propietario de otro club y aquellos que tienen estos clubes -que están paralizados hace 70 días- tienden a unirse para formalizar esa alianza de modo que puedan reclamar frente a las autoridades para poder trabajar, en una disciplina deportiva que involucra a 4 jugadores distanciados por cancha.

Pablo: – Se formó con el inicio de esta crisis la Unión Argentina de Trabajadores y Clubes de Paddle, donde estamos unidos dueños de los complejos deportivos de paddle del país y también los trabajadores, profesores que no pueden dar su actividad al estar los clubes cerrados.

Pablo: – Hicimos un trabajo enorme. Realmente se hizo por primera vez un censo de clubes de paddle, donde pudimos detectar más de 2100 clubes de paddle a nivel país y presentamos diferentes notas a las gobernaciones, al gobierno nacional. Nosotros estamos proponiendo, primero, una ayuda indispensable para manejar la crisis actual de emergencia. En principio sería que nos dejen de cobrar el ABL, los impuestos municipales, la luz el gas, todos costos que son altísimos para nuestra actividad y que hoy, sin ningún tipo de ingreso, se nos hace muy cuesta arriba seguir.

Periodista: – Sin usar el vestuario, ¿hay forma de aplicar un protocolo, por ejemplo como ocurre con clubes europeos, que van a entrenar con el bolsito y ya cambiados desde la casa?

Pablo: – Ya tenemos un protocolo en el que trabajamos. Basicamente consiste en que en la cancha -que son 200 metros cuadrados- durante el tiempo de juego solo hay 4 personas que no llegan a estar a un metro y medio de distancia. El paddle no es un deporte de contacto. Eso nos permitiría volver a la actividad tomando todas las precauciones ya conocidas en todo el Coronavirus. Pero además podemos tener una capacidad de poder espaciar los horarios para hacer la limpieza entre turno y tuno. Tenemos la posibilidad de que el horario nuestro no es el horario por ahí de mayor circulación de la población porque nosotros podemos empezar a trabajar desde las 18 hasta las 24 horas, donde el público está en su casa o por otras actividades y nosotros podríamos hacer la actividad y nos permitiría resolver el 50% del problema que tenemos.

Periodista: – ¿En otras provincias se habilitó el juego?

– Actualmente hay 12 provincias que no tienen habilitado el paddle. En el resto de las provincias se habilitó aplicando los protocolos que se presentaron las autoridades. En algunos casos se ha habilitado totalmente. En otros casos, se sigue restringiendo la actividad en zonas donde está hay más riesgo de contagio

Periodista: – ¿Cuanto tiempo más pueden aguantar así?

Diego Parisi: – La realidad es que buscamos algún tipo de ayuda oficial ya que al no poder generar dinero y ser tan altos los costos, la mayoría de los propietarios de los fondos de comercios hemos tomados deuda para afrontar esta situación. No tenemos ningún tipo de eco oficial que nos ayude, ni siquiera dándonos dinero sino permitiéndonos llevar las cosas como si fuéramos clubes deportivos.

La Justicia ordenó testear de manera urgente otro geriátrico devotense 82

geriatrico San Marino

Ante la sospecha de un contagio, el dueño habría solicitado ayuda al gobierno porteño pero este no recibió la respuesta que esperaba.

Un juez de la Ciudad de Buenos Aires ordenó que se realice de manera urgente el testeo de todos los habitantes de un geriátrico ubicado en Villa Devoto. La medida fue tomada en favor del dueño del establecimiento, que denunció la inacción del gobierno porteño ante la sospecha de contagio masivo de Covid-19, a partir del caso positivo de uno de sus trabajadoras. Según indica la denuncia, se requiere de manera urgente un procedimiento que permita socorrer de manera inmediata al conjunto de personas, entre ellos “grupos de riesgo”, que pudieran haber quedado expuestas al virus. Ante este drama, el magistrado recomendó a la administración de Horacio Rodriguez Larreta tomar cartas en el asunto y evaluar la realización de un plan de testeos periódicos para los pacientes y trabajadores del geriátrico.

La medida fue adoptada por el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Pablo Mántaras, quien dio a lugar al pedido del titular del geriátrico “San Marino”, ubicado en la calle Emilio Lamarca 4857, quien habría exigido al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires una pronta respuesta y medidas sanitarias adecuadas ante un probable brote de Coronavirus en dicho hogar de ancianos. Ante la sospecha, o mas bien la certeza, del contagio de una de las personas que convive con este numeroso grupo de personas consideradas “de riesgo”, el dueño del geriátrico habría pedido ayuda y una urgente implementación del protocolo sanitario e inmediato de testeos rápidos para todos los residentes y empleados del establecimiento para poder socorrerlos a tiempo. Tal requerimiento fue publicado por el sitio web www.ijudicial.gob.ar“la acción de amparo fue iniciada el 19 de mayo de 2020 por el señor Lucio Aníbal Paladino, DNI 10.746.437 ─en su carácter de único dueño del establecimiento geriátrico San Marino, ubicado en la calle Lamarca 4857 del barrio de Villa Devoto─ y en representación del colectivo de residentes y empleados de dicha institución, contra la omisión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Ministerio de Salud) de dar respuesta a la denuncia de dos casos sospechosos de Covid-19 entre el personal trabajador del establecimiento geriátrico San Marino y a la falta de testeo de una trabajadora. Asimismo, solicitó que se ordenara la implementación de un protocolo urgente e inmediato de “testeos rápidos” semanales para la detección del Covid-19 de todos los “residentes” y empleados del establecimiento”. Remarcó que el colectivo de residentes que habita en dicho establecimiento son aquellos a los que se considera como “grupo de riesgo” ante un posible contagio y abundó en informaciones periodísticas resientes que daban cuenta de la alta tasa mortalidad de sus integrantes, haciendo referencia para ello a otros antecedentes de geriátricos en la Ciudad, en conjunto con las declaraciones atribuidas a autoridades del GCBA ante los medios periodísticos.

Según indica el medio minutouno.com, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habría rechazado tal pedido al argumentando que desde el Ministerio de Salud de la Nación se recomendó ser “prudentes con la utilización de insumos para evitar un mal mayor”. Esto habría motivado que el titular del hogar recurriera de manera inmediata a la Justicia para exponer cómo “la inacción del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires afectaba la vida, la salud y al pleno goce de los derechos de las personas mayores”.

El 14 de mayo este establecimiento privado devotense para el cuidado de la salud de los ancianos solicitó a la Directora General de Planificación Operativa del Ministerio de Salud porteño, mediante Carta Documento, que arbitrara los medios necesarios para que, de manera urgente e inmediata, se realizaran testeos masivos de Covid-19 por PCR con frecuencia semanal -como mínimo- de todos los residentes y personal de trabajo de la institución geriátrica. Además, se recalcó que se hicieron similares peticiones mediante e-mails pero que no tuvieron ninguna respuesta. El dueño del establecimiento geriátrico San Marino detalló que tiene 71 camas habilitadas por el Gobierno de la Ciudad, de las cuales 56 están ocupadas. Los empleados del establecimiento geriátrico ascendían a 27, por lo que la comunidad de personas que interactúan allí son en total 83. El riesgo de contagio masivo sería alto y sería ideal poder cortarlo a tiempo o, bien, poder atender lo antes posible los síntomas que producen un deterioro rápido y progresivo en personas con el sistema inmunológico envejecido o deteriorado.

Como si fuera poco, la última noticias del geriátrico no son nada alentadoras. Es que la situación se habría agravado ya que ahora “habían aparecido dos casos sospechosos de Covid-19 entre el personal trabajador”, quienes conviven cotidianamente con los residentes.

Por eso mismo, el dueño del geriátrico pidió el dictado de una medida cautelar para que se ordenen los testeos urgentes. Frente a los pedidos de la justicia, el gobierno porteño argumentó que “el requerimiento de la actora colisionaba con las políticas públicas de prevención que están llevando a cabo coordinadamente el Estado nacional y local, y recordó que, al deponer ante la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, el Ministro de Salud, Dr. Ginés González García, manifestó que ante esta pandemia se habían producido dificultades en la provisión de insumos médicos por la ausencia de oferta, por lo cual ante el faltante se debía ser por demás prudentes con su utilización, a fin de evitar un mal mayor”. Además los representantes del gobierno de la Ciudad remarcaron que se trata de una institución privada y que como tal no se encontraba impedida de adquirir y abastecerse de los testeos.

Ante tal situación, el juez Mántaras se manifestó afirmando que el gobierno de la Ciudad “no ha dispuesto la realización del test de la trabajadora, ni ha verificado que el establecimiento contara con infraestructura necesaria a fin de aislar al personal que hubiera tenido contacto con los casos sospechosos de COVID- 19, en cumplimiento del protocolo. Por el contrario, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no ha podido acreditar frente al requerimiento del Tribunal que ha brindado una respuesta adecuada y suficiente en sede administrativa”. Además señalo que “se observa que la inacción de las autoridades sanitarias, contrastada con sus propios protocolos, tiene entidad para afectar de manera grave el derecho a la salud y a la vida de los residentes y trabajadores del centro “San Marino”, dice la resolución publicada por el sitio “ijudicial”.

De esta manera, el magistrado ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que de forma urgente realice los testeos correspondientes a la detección del virus COVID-19 a la Sra. M.C.N y, asimismo, garantice sus adecuadas condiciones de aislamiento. Por “razones de prudencia frente al grupo de riesgo involucrado aconsejan la realización del testeo ─también en forma urgente─ a todos los residentes y al personal trabajador del establecimiento geriátrico “San Marino”, concluyó.

“En presencia de casos sospechosos (los cuales, eventualmente y de resultar alguno de ellos positivo, podrían haber dado lugar al contagio de los residentes y/o del personal del hogar), resulta procedente el planteo cautelar efectuado, consistente en requerir la realización de un testeo inicial de todos los miembros del colectivo representado. En especial, ante la renuencia demostrada por el GCBA a adoptar tales medidas, frente a las diferentes presentaciones efectuadas por el amparista en sede administrativa”, dice el fallo.

El fallo establece que “corresponde ordenar al GCBA que, a través del Ministerio de Salud, evalúe la conveniencia de establecer un plan de testeo periódico del personal y residentes del establecimiento “San Marino”, con sustento en recomendaciones científicas o médicas y/o protocolos de actuación aplicables a los establecimientos para personas mayores, con el objetivo de diagnosticar tempranamente a eventuales pacientes presintomáticos; de manera tal de posibilitar tanto la provisión de un tratamiento oportuno para esos pacientes como la implementación de medidas preventivas que sean adecuadas para la propagación del COVID-19 dentro de la institución.

El geriátrico San Marino es una empresa familiar con más de cuarenta años en el rubro, que se ocupa del cuidado de personas mayores. El establecimiento presta los servicios de alojamiento, alimentación, actividades de prevención, recreación y asistencia diaria de personas mayores, con un control médico periódico.

Por último, se deja constancia que la acción se encuentra en su estado inicial, aún no ha sido ordenado el traslado de la demanda, y ─con fecha 22 de mayo de 2020─ se ha hecho lugar parcialmente a la medida cautelar requerida por el accionante, la que ─a la fecha─ no ha sido apelada.

Cabe destacar que la Organización Mundial de la Salud recientemente señalo que gran parte de la población fallecida producto del Covid-19 en países europeos, como España o Francia, han sido los adultos mayores residentes de geriátricos, en este caso de alrededor de nada mas y nada menos que 50% del total. Es decir, la taza de mortalidad es muy alta para las personas que se encuentren en este “grupo de riesgo”. Un dato no menor que debiera ser tenido en cuenta por las autoridades de la Ciudad a la hora de implementar cualquier política sanitaria: Los geriátricos son puntos muy vulnerables y una vez que ingresa el virus, la propagación puede llegar a ser letal y devastadora.

De acuerdo al ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, en la capital hay 52 geriátricos que han tenido al menos un caso de COVID-19, registrando 349 casos positivos y 62 muertes, un porcentaje de letalidad muy alta. Si las autoridades no responden ante esta emergencia como corresponde, las víctimas serán demasiadas.

Fuente: minutouno.com  ijudicial.gob.ar