Devoto

Se derrumbó una pared del PBN San Martín.

Fue como consecuencia de la inundación que sufrió durante la última tormenta.

Y como reza el refrán “Siempre que llovió, paró”. Una fuerte tormenta azotó la Ciudad durante las horas de la madrugada del pasado domingo. Cortinas de agua e intensas ráfagas de viento nuevamente pusieron a prueba la infraestructura de las casas, los edificios, el arbolado, los postes y los carteles publicitarios. La lluvia paró pero ¿Qué ocurrió con el túnel de la avenida San Martín? El flamante Paso Bajo Nivel sufrió serios daños: el agua se filtró en su interior y explotó una de las paredes.

Se trata de una obra recientemente inaugurada, solo dos años de antigüedad tiene. Se invirtió $111.988.844,00 y lo más probable es que se tenga que poner más dinero, no solo para reparar los daños sino para evitar que vuelva a pasar. El túnel de la avenida San Martín no pasó la prueba de fuego, mejor dicho, de agua. Luego del temporal, esta vía amaneció inundada, inutilizable tanto el acceso vehicular como el peatonal.

La buena noticia, el tránsito ya fue reabierto, el agua bajó. La mala noticia, el acceso peatonal con rampa se encuentra cerrado, tapiado. No hay información oficial sobre cuando volverá a ser reabierto, lo cual es todo un inconveniente para aquellas personas que requieren de estas facilidades para poder llegar al otro lado. Todo un problema.

Se derrumbó una pared del PBN San Martín.

Se afirma que no hay daños estructurales. No obstante, lo que está a la vista es preocupante. Un sector quedó inutilizable y el otro, con serios daños: una pared explotó por el agua que se filtró y hay rajaduras en las paredes. La pregunta es: ¿Estará en condiciones para que la gente transite? ¿Resistirá otra tormenta?

 

Mostrar más

Artículos relacionados

error: CONTENIDO PROTEGIDO