Devoto

La justicia intervino la heladería Monte Olivia

Desde hace un tiempo, la heladería más famosa de Villa Devoto se encuentra cerrada y sus clientes, en su mayoria vecinos del barrio, lamentamos su ausencia.

Llegó el calor y probablemente no hay nada más refrescante y delicioso que tomar un helado. De esto sabemos los vecinos de Villa Devoto, que desde hace más de 35 años contamos con una de las mejores heladerías de la Ciudad de Buenos Aires.

Algunas personas relacionan al barrio de Villa Devoto con “el jardín de Buenos Aires” debido a sus pintorescas casas y sus calles llenas de arboles, otras a la carcel o al barrio de residencia de la familia de Diego Maradona. Aquellos que conocemos el barrio podremos dar muchas y mejores referencias del mismo pero seguro que estaríamos de acuerdo en recomendar y compartir un helado de Monte Olivia.

Desde hace un tiempo sus clientes comenzamos a preguntarnos qué estaba ocurriendo con la heladería, que se encuentra cerrada. En estos días nos enteramos que la Cámara Nacional en lo Comercial ratificó la intervención judicial de la sociedad responsable de la heladería porque sus dos únicos miembros no se ponen de acuerdo en tomar decisiones imprescindibles para el funcionamiento de la empresa.

La decisión fue adoptada por la Sala F de la Cámara. La sociedad fue administrada sin mayores inconvenientes hasta 2012. Entonces comenzaron los problemas. Dejaron de firmar las actas relacionadas con la administración de estados contables, la distribución de las utilidades y la fijación de honorarios. Según el Tribunal, las diferencias “se reflejan en la falta de consenso necesario para la adopción de resoluciones esenciales” para el manejo de una compañía de esas características, que día a día tiene cientos de clientes. Incluso, la Justicia manifestó que resulta “imposible el cumplimiento y el normal desenvolvimiento y cumplimiento del objeto social” de la empresa.

Cada uno de los dos socios tiene el 50 por ciento de la compañía. Por eso, cada decisión que se lleve a cabo debe ser adoptada por unanimidad. Sin embargo, eso no ocurre. Incluso señala la Justicia que hay una “gestión antisocial” de los empresarios. Por eso se definió la intervención judicial.

Aquellos que consideramos a esta heladería como el patrimonio de Villa Devoto, lamentamos sus puertas estén cerradas, esperamos que todo se resuelva para bien y que vuelvan a abrir pronto.

Fuente: www.ieco.clarin.com

Mostrar más

Artículos relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: CONTENIDO PROTEGIDO