Estudian un posible caso de coronavirus en el hospital Zubizarreta 788

Hospital Zubizzareta

Por esta situación, se tomo la decisión de que la guardia solo atienda casos de urgencia extrema.

Un empleado de la embajada china ha sido internado en el  hospital Zubizarreta de Villa Devoto con síntomas compatibles con coronavirus. Ante tal urgencia, el nosocomio activó un protocolo de emergencia sanitario destinado a estudiar minuciosamente el caso y a aislar preventivamente al paciente del resto de la población. Entre las medidas más importantes, se decidió que la guardia del hospital solo atienda casos de urgencia.

Según confirman fuentes del Ministerio de Salud, se trata de un abogado que ejerce su profesión en la embajada china. En horas del mediodía, se habría presentado en la guardia del hospital acusando un fuerte cuadro gripal y comentando que en la última semana había tenido contacto con ciudadanos de origen chino. Por esta razón, en el hospital se procedió con un protocolo que el Ministerio exige ante la sospecha de un caso de coronavirus. Entre otras cosas, se exige una inmediata  notificación al Sistema Nacional de Vigilancia de Salud, un estudio médico que confirme el caso y el aislamiento de otros pacientes. Además, tanto los médicos como enfermeras que lo hayan atendido deberán comenzar a utilizar barbijos quirúrgicos.

El pasado 31 de diciembre de 2019 informaron a la Organización Mundial de la Salud varios casos de neumonía en la ciudad china de Wuhan. Se trataba de una infección por el denominado “coronavirus”, perteneciente a una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo. Desde entonces ha causado la muerte de 490 personas en China y la enfermedad contagiado a decenas de miles en todos los rincones del planeta.

Fuente: Clarin.com

Tenía permiso para circular pero escapó a toda velocidad de un control policial 22

persecucion

El hecho ocurrió en la esquina de Beiró y San Martín

La Policía de la Ciudad detuvo a un hombre luego de una intensa persecución automovilística por 8 barrios porteños. Este se inició en un control vehicular en la intersección de las dos avenidas más transitadas de Villa Devoto y terminó en el barrio de Villa Urquiza. En la requisa, encontraron que tenía una habilitación para poder circular

Todo comenzó a las 9 de la mañana, cuando un hombre a bordo de un utilitario Fiat Qubo color gris hizo caso omiso a la señal de detención en un control vehicular ubicado en avenida Francisco Beiró y avenida San Martín, e intempestivamente se dio a la fuga, dando inicio a una persecución por parte de los efectivos de la División Motorizada de la Policía de la Ciudad que implementaban el operativo.

La peligrosa huída se desarrolló en gran parte por la avenida Beiró y tuvo una duración de más de 15 minutos, en la cual el auto y las motos de la policía atravesaron a gran velocidad 8 barrios: Villa Devoto, Agronomía, La Paternal, Chacarita, Colegiales, Belgrano, Coghlan y finalmente Villa Urquiza. Pese a que le fue impartida la voz de alto en reiteradas oportunidades, el fugitivo se negaba a detener el automovil, provocando que cada vez más personal policial de diferentes comisarías se sumen a la tarea.

Finalmente, el fugitivo fue interceptado en Roosevelt al 4700 por oficiales de la División Motorizada y de la Comisaría Comunal 12 de la Policía de la Ciudad. Se lo detuvo y se constató que efectivamente contaba con un permiso de circulación. Se lo imputó por “Atentado, Resistencia y Desobediencia a la Autoridad”, y la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº 8 a cargo del Dr. Vence dispuso su detención y traslado a la comisaría correspondiente, y el secuestro del vehículo.

Tenían que estar estar aislados, se escaparon y terminaron presos 14

Puerta fajada

Había vuelto de viaje por España y estaban a la espera de los resultados del test.

La Policía de la Ciudad arrestó de manera domiciliaria a una pareja de devotenses por violar la cuarentena obligatoria para los recién llegados del extranjero.

Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño informaron acerca de una pareja compuesta por un hombre de 33 años y una mujer de 29 que recién había vuelto de España, residentes de la calle Llavallol al 4600. Se les ordenó que mantuvieran un aislamiento preventivo en su domicilio para evitar posibles contagios, sin embargo desoyeron la medida y los trasladaron al Muñiz para evaluarlos, donde solo debían esperar.

Mientras tanto, el juez Dr. Luis Rodriguez del Juzgado Federal 9 ordenó al personal de la División Conductas Informáticas Ilícitas y a la Comisaría Vecinal 11 B el allanamiento del domicilio, la desinfección y la posterior clausura, para evitar posibles contagios dentro del edificio.

Cuarentena

Sin embargo, volvieron a escaparse de la ley y de la responsabilidad social.  Mientras esperaban los resultados de los análisis, huyeron del hospital y se fueron a su casa -donde en un principio no querían estar-. Así lo relatan las autoridades: “Luego de que el personal policial se retirara del domicilio, la pareja decidió escapar del hospital y se dirigió hacia su departamento, donde rompieron la faja de clausura e ingresaron al mismo”.

Ante esta situación, el juez ordenó la detención de la pareja, que deberá cumplir con el arresto domiciliario. Un grupo de efectivos policiales estarán en la puerta del edificio para controlar que se cumpla con lo dispuesto.

Falleció Amadeo Carrizo, vecino ilustre de Villa Devoto 375

Amadeo Carrizo

El barrio despide al mejor arquero de todos los tiempos

Tras luchar durante los últimos dos años contra diferentes problemas de salud, murió a los 93 años el ex arquero de river y la Selección Argentina Amadeo Raúl Carrizo. El deceso se produjo en su casa de Villa Devoto, donde residía desde hace muchos años junto a su familia. Sus restos serán cremados y llevados a la ciudad santafesina de Rufino, de donde era oriundo.

Con mucha tristeza comunicamos que se fue Don Amadeo. La gran mayoría de las personas lo recordarán como una de las leyendas del futbol, especialmente los hinchas de river. Nosotros despedimos a un vecino ejemplar que se ganó un lugar destacado en la historia de nuestro barrio y en el corazón de todos aquellos con los que solía interactuar en su vida cotidiana en las calles de su querida Villa Devoto.

Ciertamente su paso por el fútbol ha dejado una huella imborrable y, como arquero, un estilo único e inédito. Carrizo comenzó a jugar al fútbol defendiendo el arco del BAP de Rufino, en cancha del club San Martín, la cual hoy ya no existe. Luego de pasar por Junín, debutó en river el 6 de mayo de 1945, disputando 523 partidos, para transformarse en el jugador con mayor presencias en dicha institución, permaneciendo allí 23 de los 25 años de toda su trayectoria. Hizo Historia.

A lo largo de los años se lo ha distinguido en innumerables ocasiones. En su conmemoración, en 2011, el Senado argentino instituyó la fecha de su nacimiento, el 12 de junio de 1926, como celebración del “Día del Arquero”, un simpático reconocimiento a un jugador que dio cátedra en su puesto. En Devoto, el año pasado se inauguró un mura con dos imágenes que retratan su primera portada de la célebre revista El Gráfico y otra con su retrato, compuesto con un collage de pequeñas imágenes de vecinos. Se trató de un momento muy emotivo en el cual compartió unas palabras de agradecimiento a todos, especialmente a su barrio:  “Recuerdo esos momentos tan gratos de venir a pasear acá, a este Villa Devoto hermoso, que quiero. Hace casi 80 años que vine acá, desde Córdoba, Ruffino, ya me estampé acá y dije este es mi barrio, qué lindo, qué hermoso, cuánta gente hermosa que hay por acá”.

Amadeo Carrizo en su homenaje

Amadeo Carrizo nació en Rufino, Santa Fe, la misma ciudad que dio a luz al extraordinario Bernabé Ferreyra, el “Mortero”. Sus primeros pasos en el fútbol, en su ciudad natal, los dio como centrodelantero y le sirvieron para adquirir una destreza que luego pondría de manifiesto en su perfil de guardameta.

En 1945, con 19 años, hizo su debut en river y desde entonces forjó una admirable carrera que le valió el tardío pero merecido título de presidente honorario del club a fines de 2013 con la llegada de Rodolfo D’Onofrio a la presidencia.

Defendió el arco en Núñez hasta 1968, jugó 521 partidos en el club y ganó ocho títulos locales (1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957). Tuvo como compañeros a grandes próceres “millonarios”: José Manuel “El Charro” Moreno, Alfredo Di Stéfano, Ángel Labruna, Juan Carlos Muñoz, Félix Loustau, Walter Gómez, Enrique Omar Sívori, Néstor “Pipo” Rossi y Ermindo Onega, por citar algunos.

error: EL PORTAL DE VILLA DEVOTO® Todos los derechos reservados © 2019