Comerciantes devotenses recurren a los grandes medios para exigir una re-apertura

diego parissi

Un ejemplo de cómo la cuarentena esta perjudicando a los comercios y profesionales de Villa Devoto

El pasado miércoles, el programa periodístico “Meta Data” del canal de noticias TN entrevistó a un comerciante de nuestro barrio, quien compartió la experiencia de no poder abrir su negocio debido a las restricciones impuestas por las cuarentena. Deudas que se multiplican y la incapacidad de poder vender algo para sobrevivir.

Este es el caso de Diego Parisi, titular del club de paddle “Winners” de la calle José Cubas 3644. Un inmenso predio de más de 1000 metros cuadrados, al que asisten cientos de deportistas, alumnos y profesores para disfrutar de sus  cuatro canchas de paddle. Como muchos negocios de la Ciudad -especialmente, aquellos dedicados a las actividades deportivas- , desde el viernes 20 de marzo, sus instalaciones se encuentran absolutamente vacías. Ante tal panorama, Diego se ha puesto en contacto con aquellos que transitan por una situación similar para organizarse y peticionar ante las autoridades para que les den una mano, sea permitiéndoles volver a abrir bajo estrictas normas sanitarias y, también, con una ayuda para poder solventar los costos.

Diego Parisi: – La situación del paddle es una situación bastante particular porque son todos predios grandes y con muchos costos fijos importantes. Hace 70 días que no podemos abrir y no podemos generar nada porque no podemos hacer venta de lo que nosotros ofrecemos de manera virtual. Y los costos de mantenimiento del club, los costos de los servicios, los costos de los impuestos y alquileres son costos altísimos. Con esta generación 0 de plata nos preocupa mucho no solo el durante sino también el después de la pandemia.

Periodista – ¿Llegaste a un acuerdo con el propietario del predio?

Diego Parisi: – Estamos hablando. Estoy tratando de generarle también porque es gente que necesita del pago de mi alquiler. Estoy pagando lo que puedo, tomando deuda personal. Estamos en eso, tratando si podemos resolver algo.

Periodista: – ¿Es un precio muy grande José Cubas al 3600 en Villa Devoto situado frente al predio del seminario del arzobispado de Buenos Aires tiene más de 1000 metros cuadrados ¿Podemos saber cuánto pagar por mes?

Diego Parisi: – El tema del alquiler está sujeto a la cuestión de que hay impuestos muy importante que que están vinculados. El precio del alquiler por ahí es bajo para el tipo de propiedad pero lo que pasa es que tenemos gastos de ABL y AySA muy grandes, que están vinculados.

winners paddle

Periodista: – Junto a Diego Parisi esta Pablo, que es propietario de otro club y aquellos que tienen estos clubes -que están paralizados hace 70 días- tienden a unirse para formalizar esa alianza de modo que puedan reclamar frente a las autoridades para poder trabajar, en una disciplina deportiva que involucra a 4 jugadores distanciados por cancha.

Pablo: – Se formó con el inicio de esta crisis la Unión Argentina de Trabajadores y Clubes de Paddle, donde estamos unidos dueños de los complejos deportivos de paddle del país y también los trabajadores, profesores que no pueden dar su actividad al estar los clubes cerrados.

Pablo: – Hicimos un trabajo enorme. Realmente se hizo por primera vez un censo de clubes de paddle, donde pudimos detectar más de 2100 clubes de paddle a nivel país y presentamos diferentes notas a las gobernaciones, al gobierno nacional. Nosotros estamos proponiendo, primero, una ayuda indispensable para manejar la crisis actual de emergencia. En principio sería que nos dejen de cobrar el ABL, los impuestos municipales, la luz el gas, todos costos que son altísimos para nuestra actividad y que hoy, sin ningún tipo de ingreso, se nos hace muy cuesta arriba seguir.

Periodista: – Sin usar el vestuario, ¿hay forma de aplicar un protocolo, por ejemplo como ocurre con clubes europeos, que van a entrenar con el bolsito y ya cambiados desde la casa?

Pablo: – Ya tenemos un protocolo en el que trabajamos. Basicamente consiste en que en la cancha -que son 200 metros cuadrados- durante el tiempo de juego solo hay 4 personas que no llegan a estar a un metro y medio de distancia. El paddle no es un deporte de contacto. Eso nos permitiría volver a la actividad tomando todas las precauciones ya conocidas en todo el Coronavirus. Pero además podemos tener una capacidad de poder espaciar los horarios para hacer la limpieza entre turno y tuno. Tenemos la posibilidad de que el horario nuestro no es el horario por ahí de mayor circulación de la población porque nosotros podemos empezar a trabajar desde las 18 hasta las 24 horas, donde el público está en su casa o por otras actividades y nosotros podríamos hacer la actividad y nos permitiría resolver el 50% del problema que tenemos.

Periodista: – ¿En otras provincias se habilitó el juego?

– Actualmente hay 12 provincias que no tienen habilitado el paddle. En el resto de las provincias se habilitó aplicando los protocolos que se presentaron las autoridades. En algunos casos se ha habilitado totalmente. En otros casos, se sigue restringiendo la actividad en zonas donde está hay más riesgo de contagio

Periodista: – ¿Cuanto tiempo más pueden aguantar así?

Diego Parisi: – La realidad es que buscamos algún tipo de ayuda oficial ya que al no poder generar dinero y ser tan altos los costos, la mayoría de los propietarios de los fondos de comercios hemos tomados deuda para afrontar esta situación. No tenemos ningún tipo de eco oficial que nos ayude, ni siquiera dándonos dinero sino permitiéndonos llevar las cosas como si fuéramos clubes deportivos.

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados © 2021