Al borde de una tragedia: Motín e incendio en la cárcel del barrio 1086

La lamentable costumbre de la única unidad carcelaria activa de la Ciudad.

En el barrio de Villa Devoto todos los veranos ocurre la misma pintoresca postal: las batucadas nocturnas y el fuego saliendo de las ventanas de la cárcel. Una lamentable costumbre que se repite todos los años y que, al parecer, no tiene solución. En esta oportunidad, el Servicio Penitenciario negó que se haya tratado de un motín pero lo cierto es que el descontrol en el recinto es evidente. Sea cual fuere el motivo del disgusto de los internos, las imágenes viralizadas en las redes sociales reflejaron la preocupación de vecinos y curiosos por la locura desatada: gritos de desesperación,  fuego y  humo en varios sectores de la cárcel a medida que la horas adentraban la noche del lunes.

Desde la negativa al traslado de la cárcel a Marcos Paz, tal como tienen previsto el Gobierno Porteño y el Ministerio de Justicia de la Nacion, la modificación de la ley de ejecución de la pena privativa de la libertad (24.666) y hasta las condiciones actuales del penal de Devoto. Cuando los presos sienten la necesidad, se manifiestan de esta manera: prendiendo fuego colchones y prendas, poniendo en riesgo sus propias vidas, y haciendo todo el ruido que sea posible para quebrar la tranquilidad de un barrio residencial como el de Villa Devoto.

Finalmente, el fuego fue controlado por el cuerpo de Bomberos de la Policía Federal y la situación no pasó a mayores. No se lamentaron heridos, tanto de detenidos como del personal penitenciario. Sin embargo, la cosa no termina ahí. Para nada. El malestar, la desazón del vecino suma un nuevo antecedente en su permanente reclamo de convivir con estas dantescas imágenes. ¿Hasta cuándo con la cárcel de Devoto?

error: EL PORTAL DE VILLA DEVOTO® Todos los derechos reservados © 2019