Sarampión: por el nuevo brote vacunarán a los menores de un año 214

sarampión

Como consecuencia de los casos que se detectaron en las últimas semanas, sugieren anticipar la dosis.

La Secretaria de Gobierno de la Nación, en acuerdo con los Ministerios de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires y la Comisión Nacional de Certificación para la eliminación de Sarampión-Rubeola decidieron ampliar la indicación de vacuna triple viral a los niños de 6 a 11 meses. La medida fue tomada luego de los tres casos de sarampión detectados el fin de semana pasado

El Calendario Nacional de Vacunación establecía que la primera dosis de la triple viral se aplicara al año de vida. Con esta nueva resolución, las autoridades sanitarias adelantaron a los bebés de 6 a 11 meses que vivan en la Ciudad de Buenos Aires. “Es un recurso para proteger a los más pequeños ante una situación de cierto riesgo”, afirmó Ángela Gentile, presidenta de la Comisión Nacional de Erradicación del Sarampión y la Rubéola.
De acuerdo al último Boletín de Vigilancia Epidemiológica nacional, que contempla hasta la semana sanitaria 34, este año en Argentina hubo siete casos confirmados de sarampión, a los que ahora se agregan estos tres casos de niñas y los dos de turistas menores de edad, por lo que totalizan 10 los contagios en todo el país.

Argentina eliminó la circulación de sarampión hace casi 20 años y desde entonces todos los casos registrados (alrededor de 45) fueron importados o vinculados a la importación.
La Secretaría de Salud, además, informó que durante 2019 se notificaron más de 4500 casos en el mundo, en el que Estados Unidos y Brasil encabezan la lista con mayor cantidad de personas enfermas de sarampión, mientras que en Europa, en el último año, se triplicó la incidencia de la enfermedad.

¿Qué es el sarampión y cuáles son sus síntomas?

El sarampión es una enfermedad infecciosa altamente transmisible que puede ocasionar severas complicaciones en los menores de dos años y en las personas inmunocomprometidas. Asimismo, puede afectar a todas las personas susceptibles, y tener más posibilidades de complicaciones, en los menores y en las personas con compromiso de la inmunidad.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre alta
  • Secreción nasal, conjuntivitis y tos.
  • Pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla
  • Erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo

El Ministerio de Salud de la Nación indica contar con esquema de vacunación completo para la edad según Calendario Nacional de Vacunación:

  • De 6 meses a 5 años: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).
  • Mayores de 5 años: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna doble o triple viral.
  • Las personas nacidas antes de 1965 NO necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

Es recomendable que los niños entre 6 y 11 meses de vida inclusive, que viajen al exterior reciban una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis es adicional y no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación regular. En caso de niños menores de 6 meses de vida, se sugiere aplazar y/o reprogramar viajes al exterior, puesto que en ellos la vacuna triple viral está contraindicada.
La vacuna debe ser aplicada al menos 15 días antes del viaje para que el sistema inmune genere defensas suficientes.

Consultá los Horarios de los Vacunatorios 2019 de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo adecuará la Iglesia Católica sus celebraciones religiosas? 76

Arzobispo

Suspensión de actividades, celebraciones pequeñas y seguimiento de la liturgia por radio o T.V

En correspondencia con las medidas de sanidad implementadas implementadas por el Gobierno de la Ciudad, la Arquidiósesis de Buenos Aires difundió un documento destinado a los responsables y encargados de cada parroquia de la Ciudad, como pautas de acción para aplicar ante la emergencia sanitaria que plantea la epidemia de Coronavirus.

En los últimos días, muchas medidas preventivas se han estado tomando para contener el avance del virus que se está propagando por todo el planeta. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ordenó mediante el Decreto 140/2020 una serie de pautas que tienen como objetivo evitar la concentración de personas en distintos eventos o actividades. Las autoridades de la Iglesia Católica de dicho distrito tomaron nota y distribuyeron en las redes un decálogo que sirve como referencia tanto para religiosos como para los fieles.

Son muchos los puntos a destacar sobre dicho documento pero hay que señalar lo más básico: que está basado en lo que establece el Poder Ejecutivo y el Ministerio de Salud de la Ciudad.  Como primer punto se delega la facultad de tomar todas las medidas necesarias a los párrocos, rectores y encargados de cada parroquia o capilla. Que quedan prohibidas las actividades, como por ejemplo las misas, que superen las 200 personas. En tal caso, dichas celebraciones serán administradas para grupos más pequeños. Otro punto a destacar es que se sugiere que las personas mayores de 65 años no asistan a estos eventos y que, en tal caso, sigan la celebración de la misa desde sus casas, sintonizando emisoras de radio o tv como Canal Orbe21. En cuanto a la práctica ritual del saludo de la paz, se recomienda omitirlo.

Como esta nueva disposición tendrá que adoptarse por un tiempo mínimo de 30 días, se cancelarán eventos masivos no esenciales, entre ellos algunos que corresponden a la Semana Santa como los Vía Crucis por las calles. En caso de celebrarse fiestas patronales, se suspenderán o se adecuarán a lo que la coyuntura demande.

La recomendación, mantener las manos limpias 79

lavarse las manos

La prevención es la herramienta básica para contener la epidemia y la higiene es algo que todos podemos practicar.

El ministro de salud porteño, Fernán Quirós, dio detalles sobre qué podemos hacer para colaborar en la prevención contra el Coronavirus: “Sugerimos lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón y, como segunda opción, utilizar alcohol en gel. Si se presentan síntomas consultar rápidamente al 107”. Tan simple como eso.

Tal como lo comunicaron en una conferencia de prensa, la Ciudad está preparada para prevenir y afrontar el Coronavirus a través de los protocolos disponibles para reducir el riesgo de contagio. Se están tomando todos los recaudos necesarios para prevenir el ingreso del virus y para restringir o limitar su propagación.

La detección precoz es importante porque permite aislar al paciente lo más rápido y seguro posible, para que no se distribuya entre sus vínculos ni hacia el equipo de salud, que es quien tiene que manejar estas situaciones en caso de que aparezcan. En relación a esto, se sugiere que ante la duda la población se comunique con el número 107 en lugar de ir a las guardias de los hospitales, con el objetivo de lograr la detección precoz y segura de los casos sospechosos. Un caso se considera sospechoso cuando se presentan síntomas compatibles de fiebre acompañada de dificultad respiratoria y que, al mismo tiempo, la persona haya estado presente en alguno de los, hasta el momento, 8 países en los que hay circulación viral: China, Italia, Irán, Corea del Sur, Francia, España, Japón y Alemania.

Es importante que todas las personas que tengan síntomas de enfermedad de vía aérea superior o gripal, llamen al 107 como primera medida y, luego, tomen la precaución de quedarse en su casa, de no ir a trabajar ni a lugares de conglomerados grandes porque eso facilita la propagación de las enfermedades.

El coronavirus es causado por un virus que se transmite a través de las gotas de estornudos y tos, y del contacto con manos a ojos, boca y nariz. Por eso, es importante que los vecinos sigan estos consejos para prevenir el coronavirus entre todos:

  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol en gel.
  • Evitar tocarse la cara con la mano.
  • Evitar compartir bebidas, alimentos, vajillas, ni objetos personales con nadie.
  • Lavar con agua y lavandina las superficies de contactos como escritorios o picaportes.
  • Evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Qué es el Coronavirus? Las respuestas a las preguntas más frecuentes 113

coronavirus

Se trata de una situación que requiere que todos estemos bien informados.

El Coronavirus ya llegó a más de 120 países y se presenta como una amenaza a los sistemas de salud de los menos desarrollados. Si bien la cantidad de contagios comenzó a declinar en China, el país de origen, los infectados están en alza en varios continentes y la cifra total supera a los 120.000. Por eso, para colaborar con la contención de esta epidemia, brindamos una serie de respuestas a las preguntas más frecuentes y así perder un poco el miedo para ponernos manos a la obra.

¿Qué es el Coronavirus?

Se llama “Coronavirus” a una determinada familia de virus. Se descubrieron en la década de los 60 pero su origen todavía es desconocido. Se trata de un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales. Debe su nombre tan particular al aspecto visual que presenta su estructura anatómica, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

A su vez, existen diferentes tipos de Coronavirus que provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave, como una forma grave de neumonía. Gran parte de los Coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un Coronavirus, generalmente durante su infancia. Aunque son más frecuentes en otoño o invierno, se pueden adquirir en cualquier época del año.

En los últimos años se han descrito tres importantes brotes epidémicos causados por Coronavirus.

¿Qué tipos de Coronavirus existen?

Hay que señalar que la gravedad de cada tipo de Coronavirus puede variar sustancialmente entre uno y otro:

  • Coronavirus del resfriado: Esta variante de Coronavirus corresponde a los tipos 229E y OC43, que provocan los síntomas comunes de un resfriado aunque en los casos más graves también pueden ocasionar una neumonía en personas de edad avanzada o en neonatos.
  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave, también conocido como SARS y SRAG, se inició en noviembre de 2002 en China. Afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov se ha estimado aproximadamente en un 10%. Es una forma grave de neumonía. Provoca dificultad respiratoria y fiebre superior a los 38 grados. El brote de 2002 se extendió por todo el mundo aunque su mayor frecuencia se ha presentado en el Este asiático.
  • MERS-CoV: El Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se han notificado hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes. La letalidad es, por tanto, del 35%. Causa graves problemas respiratorios, además de fiebre, tos y dificultad para respirar, aunque en un primer momento puede ser asintomático. En los casos más graves también se produce expectoración de sangre, diarrea y vómitos. Desde el primer brote se han reportado muchos casos en Oriente Medio aunque también ha llegado a Europa y Estados Unidos.
  • COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo Coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces, la cantidad de nuevos infectados ha sido continua y la transmisión de persona a persona es alta.  Este nuevo Coronavirus muestra una secuencia genética que coincide con la del SRAS-CoV en un 80%. No obstante, en un principio parece menos virulento y con una tasa de letalidad inferior. Sin embargo, su taza de contagio ha sido muy superior, provocando miles de casos más que el SRAS-CoV y, como consecuencia, un número de fallecimientos superior. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la situación actual como pandemia. Hay personas infectadas en la mayoría de los países y los profesionales sanitarios insisten en la necesidad de seguir las medidas preventivas y evitar la alarma social. De momento, los países más afectado en Europa son Italia y España.

¿Cuáles son sus causas?

Todo parece indicar que nuevo Coronavirus, COVID-19, es un virus zoonótico, es decir, tiene una procedencia animal y se ha transmitido en el contacto con humanos. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

Como en otros virus que causan neumonía, cuando se transmiten en humanos, el contagio se produce generalmente por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o, simplemente, al hablar.

¿Cuáles son los síntomas?

Hay que señalar que el espectro clínico de este tipo de infecciones varía, desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. En general, los síntomas principales de las infecciones por coronavirus pueden ser los siguientes:

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos y malestar general.
  • Secreción y goteo nasal.

Tal y como ocurre con el virus de la gripe, los síntomas más graves y la mayor mortalidad se registra tanto en personas mayores como en aquellos individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica. En los casos más graves pueden ocasionar insuficiencia respiratoria.

¿Cuál es el pronóstico de un enfermo de Coronavirus?

Básicamente, la supervivencia del paciente dependerá del tipo de Coronavirus contraído:

  • Los coronavirus de resfriado tienen tasas muy altas de recuperación y prácticamente todos los afectados consiguen vencer al virus a los pocos días.
  • Los coronavirus de SRAS también se superan en la mayoría de los casos, aunque entre el nueve y el 12 por ciento de los casos ocasionan la muerte del paciente. Tienen más expectativa de vida los pacientes jóvenes pues suelen presentar unos síntomas más leves.
  • La tasa de supervivencia del MERS es menos elevada, alcanzando alrededor de un 36 por ciento en mortalidad, según especifica la Organización Mundial de la Salud.
  • Aún es pronto para determinar la tasa de letalidad del virus COVID-19 pero parece inferior a la de los anteriores. No obstante, dado que transmisión del virus está siendo muy superior a la de las anteriores epidemias, el número de fallecimientos también es mucho más elevado. La edad avanzada y las patologías crónicas como la hipertensión, enfermedades coronarias, enfermedades respiratorias, cáncer, diabetes son los principales factores de riesgo asociados a una mayor gravedad y letalidad en la infección.

¿Existen métodos preventivos?

El dato más importante a destacar es que hasta la fecha no se dispone de vacuna ni de tratamiento específico para combatir preventivamente la infección por coronavirus. Por eso, la única alternativa para evitar contraer este virus es no concurrir a lugares donde existe un mayor riesgo de transmisión -fundamentalmente las zonas en las que se han registrado casos- y evitar el contacto con personas que hayan sido contagiadas. Ahora bien, muchas veces puede ocurrir que el portador no presenta síntomas y que nadie se de cuenta de ello. Por eso, mantener la higiene de las manos, protegerse los ojos, la nariz, la boca y no asistir a eventos donde haya una gran concurrencia de personas, pueden ser la estrategia más eficaz para cortar la propagación del virus. Por esta razón, se aconseja cubrirse la boca con el pliege del codo cuando se tose o estornuda. Esto es para nadie esparza partículas en el espacio que comparte con otras personas.

La población sana no necesita utilizar mascarillas, más sí deberían usarlos aquellas que están enfermas. Se advierte que un uso inadecuado de mascarillas puede contribuir al desabastecimiento.

Hasta el momento, estas medidas tan básicas deben ser aplicadas por todos. Sin embargo, son los grupos de riesgo aquellos que deben cuidarse con mayor atención.

¿Cómo es el diagnóstico?

Para determinar si el malestar que sufre un paciente proviene de un simple resfriado o de un Coronavirus, los médicos puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre.

En casos de sospecha de Coronavirus se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, así como otros análisis de coagulación de sangre, un análisis bioquímico y un conteo sanguíneo. Asimismo, con el fin de contener la transmisión, se efectúa una evaluación a aquellas personas que presentan los síntomas y que puedan ser proclives a contraer el virus.

El control de la temperatura (con cámaras térmicas y termómetros digitales) de las personas que llegan a un aeropuerto procedentes de zonas afectadas ha sido una de las medidas que se han puesto en marcha para detectar posibles casos del COVID-19, tal y como se hizo con los brotes anteriores. También se realizan cuestionarios a los viajeros; en caso de sospecha, se les somete a evaluación y, en su caso, se les traslada a centros sanitarios.

¿Cuánto tiempo pasa desde que alguien es contagiado hasta que empieza a contagiar a otros la enfermedad?

Al tiempo que se tarda entre el momento en el que te contagias y comienzas a desarrollar síntomas se le llama periodo de incubación. Para COVID-19 oscila entre 1 y 14 días, con una media de 5, calcula la OMS. El contagio antes de que comiencen los síntomas está documentado científicamente y existe, pero lo frecuente es transmitirla en un punto más álgido, con más carga viral. Cuantas más secreciones respiratorias, más riesgo.

¿Cuáles son los teléfonos de emergencia?

Si se tienen sospechas de coronavirus, no hay que acudir al centro sanitario. Si vivís en la Ciudad de Buenos Aires, tenes que llamar al 107 para comunicar la situación o al 148 si vivis en la provincia de Buenos Aires. Podrás resolver tus dudas y se te indicará qué pasos debes seguir.

error: EL PORTAL DE VILLA DEVOTO® Todos los derechos reservados © 2019