Salud y belleza

¿Sabías que en 1931 se descubrió la causa primaria de todas las enfermedades?

Desde entonces han ocurrido muchos eventos pero ninguno tan importante como ese. ¿Vos lo sabías?

¿Cuál es la importancia que la sociedad le da a la Salud?

Lamentablemente, tenemos la costumbre de subestimar los asuntos que atañen a la salud, no nos tomamos el tiempo para informarnos o directamente lo desestimamos. No obstante, cuando nos surge un problema relacionado, lo primero que queremos es solucionarlo: corremos de manera urgente al médico para que nos recete una caja de fármacos. Eso es lo tradicional, eso es lo normal. La sociedad y la industria se ha adaptado a ese estilo de vida. Ahora bien, lo cierto es que cada vez hay más muertes por cáncer y accidentes cerebro vasculares en el mundo, a niveles de pandemia. Cada vez son más personas que son diagnosticadas con enfermedades sumamente graves y los remedios parecen no ser suficientes. ¿No estaremos haciendo algo muy mal?

Principales causas de muerte

Impactan los números. En materia estadística, podemos afirmar que ocho o nueve de cada diez personas que conocemos serán victimas de cáncer o enfermedades cardiovasculares. Probablemente conozcamos a algún familiar, amigo o conocido que las haya padecido y no nos parece extraño. Es el patrón de la normalidad actual y no nos sorprende, no es noticia. Continuamos con nuestras vidas como si la enfermedad fuera algo fortuito o, tal vez, hereditario.

Más vale prevenir, que curar

Frente a la tradicional forma de hacer medicina y encarar la salud, reconocida como la de “diagnóstico precoz”, desde hace mucho tiempo se habla de “medicina preventiva”.  Es decir, mientras la primera apunta a diagnosticar y reconocer enfermedades en el paciente para un pronto tratamiento, la segunda está dirigida llevar hábitos apropiados para tener un vida saludable. No es algo nuevo, el mismo Hipócrates (460-370 a.C) hizo mención a esto con su famosa frase “Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento.”

El premio Nobel 1931

Uno de los reconocidos exponentes de este tipo de pensamiento fue el fisiólogo alemán Otto Heirich Warburg,  galardonado en 1931 con el premio Nobel de medicina nada más ni nada menos que por haber descubierto la causa de la gran mayoría de las enfermedades.

El estilo de vida y la alimentación anti-fisiológica es la causa de la gran mayoría de enfermedades. Casi todas las enfermedades son de origen metabólico y se producen cuando la formación de desechos ácido-tóxicos del metabolismo celular supera la capacidad de eliminación de los mismos por parte del organismo. Otto Warburg afirmó: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no pueden existir enfermedades, incluido el cáncer”…“Privar a una célula de 35% de su oxígeno durante 48 horas puede convertirlas en cancerosas”

Según este científico, el cáncer es la consecuencia de una alimentación antifisiológica y un estilo de vida antifisiológico, es decir una dieta basada en alimentos acidificantes y sedentarismo, crea en nuestro organismo un entorno de acidez, la cual expulsa el oxígeno de las células.

En su obra “El metabolismo de los tumores” Otto Warburg demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas:

  • La acidosis
  • La hipoxia (falta de oxígeno)

También descubrió que las células cancerosas son anaerobias, es decir no respiran oxígeno, y no sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. Además, sobreviven gracias a la glucosa, siempre y cuando el entorno este libre de oxigeno. Por lo tanto, el cáncer no seria nada más que un mecanismo de defensa que tienen ciertas células del organismo para continuar con vida en un entorno ácido y carente de oxigeno.

Si, desde hace más de 80 años se viene hablando de la importancia de un estilo de vida saludable, algo que nos hicieron creer que estaba reservado para aquellas personas que querían verse bien.

Resumen

  • Células sanas viven en un entorno alcalino, y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento
  • Células cancerosas viven en un ambiente extremadamente ácido y carente de oxígeno

El rol de la alimentación

Dependiendo del tipo de alimento que ingieras (proteínas, carbohidratos simples o complejos, grasas, minerales y vitaminas), la digestión y metabolismo generará un entorno de acidez o alcalinidad en el  organismo.

El resultado acidificante o alcalinizante se mide a través de una escala llamada PH, cuyos valores se encuentran en un rango de 0 a 14, siendo el PH 7 un PH neutro.

Escala PH

Es importante saber cómo afectan a la salud los alimentos, ya que para que las células funcionen de forma correcta y adecuada su PH debe ser ligeramente alcalino. En una persona sana el PH de la sangre se encuentra entre 7,40 y 7,45. Tener en cuenta que si el PH sanguíneo, cayera por debajo de 7, entraríamos en un estado de coma próximo a la muerte.

Alimentos acidificantes

  • Azúcar refinada y todos sus productos
  • Carnes (todas)
  • Leche de vaca y todos sus derivados
  • Sal refinada
  • Harina refinada y todos sus derivados (pastas, galletitas, etc.)
  • Productos de panadería (la mayoría contienen grasas saturadas, margarina, sal, azúcar y conservantes)
  • Margarinas
  • Gaseosas
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Medicinas
  • Cualquier alimento cocinado. La cocción elimina el oxígeno y lo trasforma en ácido, inclusive las verduras cocinadas.
  • Todo lo que contenga conservantes, colorantes, aromatizantes, estabilizantes, etc.

Constantemente la sangre se encuentra autorregulándose para no caer en acidez metabólica, de esta forma garantiza el buen funcionamiento celular, optimizando el metabolismo. El organismo debería obtener de los alimentos las bases minerales para neutralizar la acidez de la sangre de la metabolización pero todos los alimentos ya citados aportan muy poco y en contrapartida desmineralizan el organismo, sobre todo los alimentos refinados.

Hay que tener en cuenta que en el estilo de vida moderno, estos alimentos se consumen 5 veces por día, los 365 días del año! Ciertamente, el organismo no está diseñado para digerir alimentos antifiológicos, por lo que cada vez que comemos nos estaríamos haciendo daño.

Alimentos alcalinizantes

  • Todas las verduras crudas (algunas son ácidas pero dentro del organismo tienen reacción alcalinizante, otras son levemente acidificantes pero consigo traen las bases necesarias para su correcto equilibrio) y crudas aportan oxígeno, cocidas no.
  • Frutas, igual que las verduras. Pero por ejemplo el limón tiene un PH aproximado de 2.2, pero dentro del organismo tiene un efecto altamente alcalinizante (quizás el más poderoso de todos). Las frutas aportan saludables cantidades de oxígeno.
  • Semillas: aparte de todos sus beneficios, son altamente alcalinizantes como por ejemplo las almendras.
  • Cereales integrales: El único cereal integral alcalinizante es el mijo, todos los demás son ligeramente acidificantes ¡pero muy saludables! Todos deben consumirse cocidos.
  • La miel es altamente alcalinizante
  • La clorofila  es altamente alcalinizante, sobre todo el aloe vera.
  • El agua es importantísima para el aporte de oxigeno.
  • El ejercicio oxigena todo tu organismo, el sedentarismo lo desgasta

 

AlimentosEl Doctor George W. Crile, de Cleveland, uno de los cirujanos más importantes del mundo declara abiertamente:

“Todas las muertes mal llamadas naturales no son más que el punto terminal de una saturación de ácidos en el organismo. Contrario a lo anterior es totalmente imposible que un cáncer prolifere en una persona que libere su cuerpo de la acidez, que se nutra con alimentos que produzcan reacciones metabólicas alcalinas y aumente el consumo del agua pura; y que, a su vez, evite los alimentos que originan dicha acidez, y se cuide de los elementos tóxicos. En general el cáncer no se contagia ni se hereda… lo que se hereda son las costumbres alimenticias, ambientales y de vida que lo producen.”

El Dr. Theodore A. Baroody dice en su libro “Alkalize or Die” (alcalinízate o muere):

“En realidad no importan las muchas enfermedades diferentes existentes. Lo que sí importa es que todas provienen de la misma causa básica… ¡muchos desechos ácidos en el cuerpo!”.
El Dr. Robert O. Young dice:

 

¿En necesario decir que esto no se da a conocer porque la industria de la enfermedad es uno de los negocios más multimillonarios? ¿En necesario decir que la industria farmacéutica y la industria alimenticia son una sola entidad?

¿Te das cuenta lo que significa esto? Cuántos de nosotros hemos escuchado la noticia de alguien que tiene cáncer, diabetes o un ACV y decimos: “Le puede tocar a cualquiera…” Ciertamente, la falta de información o la indiferencia ante un tema tan importante como la Salud es cada vez más evidente y tan grave que puede afectar a cualquiera.

¿Cuál es la solución?

Como mencionamos anteriormente, el factor información e interés es la única alternativa. Para poder mejorar nuestra salud, mejores tienen que ser nuestros hábitos cotidianos y eso depende exclusivamente de nosotros.

Por supuesto, hay campañas de salud y bienestar que brindan toda la información necesaria para dar el primer paso y desde hace un tiempo  hay una Organización, la Oficina de Bienestar Devoto, que promueve hábitos de vida saludable.

Por medio de evaluaciones corporales, charlas de salud, escuelas de alimentación saludable y actividades físicas gratuitas en la plaza Arenales como entrenamiento funcional y zumba, se invita a todo aquel interesado en mejorar su salud y adoptar hábitos saludables.

Taller de Alimentación Saludable 

Dirección: Bahia Blanca y Pedro Morán
Teléfono: 15-3658-8900
Email: alimentacionsalud@envilladevoto.com

 

Taller de Alimentación Saludable

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

También te puede interesar

Close