El test casero para saber si tenes Coronavirus

vinagre

Una de las mayores preocupaciones es la posibilidad de estar contagiado y no presentar síntomas.

Pocas cosas se saben sobre esta reciente pandemia que azota a todo el mundo. Las medidas que toman los gobiernos parecen ser insuficientes y las pruebas para determinar si uno está contagiado solo se les concede a aquellos que presentan síntomas evidentes de contagio. Sin embargo, con el correr de los días, se van descubriendo nuevos detalles que brindan los contagiados que permiten abordar nuevas estrategias sanitarias. Según indican, habría un síntoma nuevo y casi imperseptible: la anosmia.

Una de las mayores preocupaciones ante el avance de la pandemia de coronavirus es la posibilidad de los contagios por personas que no presentan síntomas y que puedan estar transmitiendo el virus sin tomar precauciones. Ante ello, militares estadounidenses desplegados en Corea del Sur comenzaron a aplicar un sencillo test que apunta a uno de los efectos menos evidentes de la COVID-19.

¿Qué es la anosmia?

Se trata de la pérdida del síntoma del olfato. Los médicos detectaron recientemente muchos casos de personas contagiadas que solo presentaban este síntoma sin tener la nariz congestionada. El otorrinolaringólogo Alain Corré, del hospital Rothschild de París, junto a su colega Dominique Salmon, del hospital Hôtel Dieu, recientemente realizaron pruebas a 60 personas que manifestaban el síntoma de la anosmia: resultó que el 90% de ellos dieron positivo en Coronavirus. La pérdida del olfato parece ser un síntoma patognomónico, es decir, que por sí solo permite establecer un diagnóstico. “En el contexto actual, si usted tiene anosmia, sin congestión nasal, es que es positivo a la COVID-19. No vale la pena ni realizar el test”, según el doctor Corré.

De esta manera, los especialistas firman que las personas que sufran este tipo de síntomas deben aislarse para no contagiar a los demás. Además, los profesionales remarcaron que el virus SARS CoV-2 es atraído por los nervios. “Cuando penetra en la nariz, en vez de atacar la mucosa como otros virus, ataca el nervio olfativo y bloquea las moléculas del olor”, añadió Corré. En principio se trata de una afección local.

“Hay un vínculo evidente” entre la anosmia y el virus, afirmó Jean-Michel Klein, presidente del Consejo Nacional Profesional de los ORL, que ejerce en París. “No todos los positivos con COVID-19 son anósmicos pero todos los anósmicos aislados sin causa local, sin inflamación, son positivos por COVID-19”, remarcó el especialista.

La mayoría de los pacientes afectados son más bien jóvenes cuyas edades oscilan entre los 23 años y 45 años. Muchos profesionales de la salud también se verían afectados, entre ellos varios otorrinos.

¿Cómo es el test?

La pandemia mundial por coronavirus COVID-19 hizo que miles de profesionales de la salud lleven adelante diferentes tipos de pruebas para detectar posibles casos de nuevos infectados y de esta manera evitar que un mayor número de personas sea contagiado.

En ese contexto, los militares estadounidenses de la guarnición de Daegu, Corea del Sur, adoptaron esta prueba para determinar rápidamente si una persona tenía Coronavirus, sin tomar la temperatura o indagar demasiado sobre el historial de viajes o la relación con otras personas. Para ingresar en el complejo militar, los guardias de seguridad acercaban un pequeño algodón humedecido en vinagre para corroborar si podían reconocer su olor característico.

“El principal síntoma para un 30% de los pacientes con casos leves es la pérdida del olfato (o anosmia), según estudios recientes, y el 66% de los pacientes de COVID-19 sufren de anosmia”, explicaron los guardias en redes sociales.

Contrariamente a lo que se hace en el caso de una anosmia clásica, el médico recomienda no administrar corticoterapia, “que disminuiría las defensas inmunológicas” ni un lavado de la nariz, que podría “enviar el virus de la mucosa nasal a los pulmones”.

Para saber si uno tiene anosmia solo hay que poner a prueba nuestro sentido del olfato y el test más común para hacerlo es la llamada “prueba del vinagre”. Animate y ponelo a prueba.

Lanzan la campaña “Es amor lo que sangra” para promover la donación de sangre en plena pandemia

sangre

Con el apoyo de la banda de rock Soda Stereo, el gobierno nacional convoca a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas.

El Ministerio de Salud de la Nación lanzó la campaña “es amor lo que sangra” para promover la donación voluntaria de sangre durante la pandemia, en colaboración con los integrantes de Soda Stereo: Charly Alberti y Zeta Bosio. En esta iniciativa se convoca a todas las personas a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas. La sangre es un componente insustituible y su provisión depende del acto altruista de cada uno de nosotros. Un donante salva 4 vidas.

Se trata de una movida solidaria que aprovecha la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, que se festeja todos los 14 de junio, para incentivar la donación voluntaria de sangre, especialmente en el contexto actual de la pandemia Covid-19 y de las distintas medidas de aislamiento adoptadas en el país. La iniciativa impulsada por la cartera de Salud del gobierno nacional cuenta con el apoyo de la reconocida banda de rock y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La importancia de la donación radica en que no existe ningún producto capaz de sustituir completamente a la sangre humana, por lo que la donación voluntaria constituye un pilar fundamental para poder garantizar una provisión de sangre de calidad asegurada y en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades terapéuticas de todos los pacientes. Se calcula que un donante salva 4 vidas.

En Argentina se registran anualmente 1.400.000 donaciones y se producen 4.000.000 millones de componentes sanguíneos. Aunque en la actualidad aún prevalece la donación de carácter familiar y de reposición, en 2019 la donación de tipo voluntaria y habitual en nuestro país ascendió a un 40% del total. El modelo de donación habitual por parte de la comunidad es lo más seguro y permite organizar adecuadamente el stock de componentes sanguíneos en los bancos de sangre, evitando postergaciones en el tratamiento de los pacientes o el descarte de unidades no utilizadas. Al mismo tiempo, permite a los donantes organizarse para donar periódicamente y con regularidad, sin interferir en sus actividades cotidianas.
La sangre es un tejido líquido que recorre el organismo transportando células y todos los elementos necesarios para realizar las funciones vitales. La cantidad de sangre de una persona está en relación con su edad, peso, sexo y altura. Se compone de glóbulos rojos o hematíes, que son las células que transportan el oxígeno desde los pulmones hasta los diferentes tejidos del cuerpo; los glóbulos blancos o leucocitos, encargados de proteger al organismo generando los anticuerpos; las plaquetas, que intervienen cuando se produce una rotura en alguna de las conducciones de la sangre; y el plasma, que es el componente líquido de la sangre donde se encuentran circulando las células sanguíneas y los anticuerpos.

donar sangre

Para quien tenga la intención de donar sangre

La donación de sangre es un acto sencillo, rápido, prácticamente indoloro y seguro, y no es necesario estar en ayunas para donar.

Puede donar sangre cualquier hombre o mujer que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Tenga entre 18 y 65 años de edad.
  • Pese más de 50 Kg.
  • Se sienta bien de salud.
  • No padezca enfermedades que se transmitan por sangre (hepatitis, Chagas, etc).
  • No haya tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año.
  • No se haya realizado durante el último año tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas.

Para seguridad de los donantes durante todo el procedimiento, es importante saber que la persona es atendida por un equipo profesional encargado de realizar la entrevista con personal especialmente capacitado que determina si puede hacerlo. A su vez, la extracción es realizada por personal técnico siguiendo estrictas normas de calidad, higiene y confort con el uso de material descartable para evitar cualquier riesgo.

Cabe destacar, que en el actual contexto de pandemia de COVID-19, los equipos de promoción y colecta han reforzado las medidas indicadas por el Ministerio de Salud de la Nación en cuanto a higiene, protección y distancia social para garantizar la seguridad de los donantes. En este sentido, se han generado distintas estrategias como el acondicionamiento de espacios de donación fuera del ámbito hospitalario, la modalidad de colecta domiciliaria con vehículos acondicionados para tal fin, así como la divulgación a través de redes sociales de fechas, horarios y lugares de colectas.

Las personas interesadas en ser donantes voluntarios pueden consultar lugares de donación en todo el país en la página web del Ministerio de Salud de la Nación  www.argentina.gob.ar/salud/donarsangre/donde o al teléfono 0 800 222 1002.

Inauguran una Unidad Febril de Emergencia en el Zubizarreta

Unidad febril

Se trata de un espacios anexos, fuera del edificio, para que los pacientes no se mezclen con quienes necesitan atenderse en la guardia.

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad ha implementado lo que denominan “Unidades Febriles de Urgencia  (UFU), lugares para atender de forma segura a pacientes sospechosos de Coronavirus en el exterior de los hospitales porteños. Son espacios anexos ubicados fuera de los nosocomios de alta complejidad, para que los pacientes no se mezclen con quienes necesitan atenderse en las guardias y así evitar aglomeraciones, prevenir la propagación del virus y atender en forma rápida a posibles portadores. El Zubizarreta es uno de los 18 centros de salud donde ahora funciona un UFU.

Las UFU están anexadas a 18 hospitales distribuidos en toda la Ciudad y atenderán únicamente a personas que presenten síntomas respiratorios y que tengan o hayan tenido en los últimos días fiebre. Luego de una primera evaluación se definirá si se trata o no de un caso sospechoso. Los casos descartados serán derivados a las guardias mientras que los sospechosos serán transferidos a una Unidad de Aislamiento (UTA). En esta última, los pacientes aguardarán en forma segura para ser trasladados al hospital que corresponda según el caso.

Se busca evitar aglomeraciones, prevenir la propagación del virus y atender en forma rápida a posibles portadores.

Cada unidad febril está equipada con todos los medios de prevención necesaria para el cuidado del personal sanitario.

Van a estar ubicadas en los siguientes hospitales públicos: Tornú, Durand, Álvarez, Santojanni, Piñero, Penna, Rivadavia, Ramos Mejía, Muñiz (habrá dos), Pirovano, Fernández, Gutiérrez, Argerich, Elizalde, Ferrer, Zubizarreta, Vélez Sarsfield, y Cecilia Grierson.

¿Cómo funcionan?

Las UFU funcionan los siete días de la semana para quienes tengan síntomas relacionados con el Covid19. Las primeras UFU iniciarán actividades con una jornada de 8 a 20 hs. e irán aumentando los horarios de atención y se irán multiplicando según se necesite.

Los pacientes serán recibidos por un orientador que comprobará que todos los que ingresen a las UFU lo hagan por síntomas de coronavirus. Las personas serán atendidas por orden de llegada, excepto que en casos graves, y se les proveerá un barbijo a los que presenten síntomas respiratorios.

Luego ingresarán a un consultorio donde se evaluarán sus signos vitales (frecuencia respiratoria, frecuencia cardiaca, saturación de oxígeno a aire ambiental, tensión arterial y temperatura) y examen físico respiratorio.

¿Quiénes deben ir a las unidades febriles de urgencia?

Las personas que tengan síntomas relacionados con el covid: fiebre de más de 37,5 grados en ese momento o en los últimos días, tos, mocos, y dificultades para respirar. Se recomienda no ir a los Cesac, sin embargo allí también se harán los Triage de detección de casos. Al identificarlos, se tomarán las medidas de aislamiento y se los trasladará a las UFU para la toma de muestra y diagnóstico precoz. Las personas con síntomas no deben ir a la Guardia del hospital.

¿Qué pasa si el diagnóstico es positivo?

El diagnóstico es de sospechoso o no sospechoso. En caso de ser sospechoso se aísla a la persona en las unidades transitorias de aislamiento hasta el momento de la derivación a un hotel u hospital.

¿Qué pasa si la persona no vive en la provincia de Buenos Aires?

Se resolverá con cada Municipio la derivación.

¿Si la persona tiene obra social privada la atienden igual?

Sí, se revisará a todos. En caso de presentar síntomas sospechosos se comunicará a la obra social privada y el paciente esperará el traslado en la unidad transitoria de aislamiento hasta que el privado lo lleve a un hospital privado.

¿Quiénes atenderán?

La atención de las UFU y de las UTA corresponderá a personal especializado en medicina. En cada una de las UFU habrá enfermeros, médicos de guardia, y el número suficiente de orientadores y derivadores para la atención de los pacientes. Estos últimos serán estudiantes de las carreras de enfermería y medicina. Y cada UFU depende orgánicamente del Hospital de Agudos en que sea instalada.La logística de traslado de pacientes aislados en las UTA hacia espacios extra hospitalarios quedará a cargo de la Secretaría de Transporte de la Ciudad.

¿Cómo están equipados?

  • Dos consultorios de interrogatorio, atendidos por enfermeros de turno y equipados con computadores y teléfono.
  • Cuatro consultorios médicos, atendidos por cuatro médicos por turno y equipados con computadora e impresora.
  • Depósito con insumos de limpieza y tacho de residuos patogénicos.
  • Depósito con los insumos esterilizados (material nuevo) y las muestras biológicas (material de hisopado realizado) correctamente sectorizados y distanciados entre sí. El material de hisopado realizado y su renovación será realizado por unidades de traslado de logística del Ministerio de Salud.
  • Un puesto para coordinador de las Unidades Transitorias de Aislamiento (UTA).
  • Anexo a la UFU habrá tres Unidades Transitorias de Aislamiento (UTA) con nueve salas donde serán aislados posibles pacientes de coronavirus hasta su traslado y derivación.

 

Unidad Febril

 

Hospital de Agudos “Dr. Abel Zubizarreta”

Dirección: Nueva York 3952, Villa Devoto
Teléfono: 4501-5985

El riesgo de contagiarse en un cajero automático

cajero

Cuidar la salud es lo primordial.

El Gobierno Nacional decretó una cuarentena obligatoria como medida preventiva para evitar la propagación del Coronavirus en nuestro país y eso debería despertar en toda la población una reflexión sobre la seriedad y la precaución con la que debemos manejarnos en la vida cotidiana. Es decir, dicha cuarentena no se trata solo de quedarse en casa sino de implementar ciertas medidas que nos aleje de la posibilidad de contraer y contagiar esta terrible enfermedad.

En los últimos días han circulado una serie de imágenes que, dada la circunstancia, se han vuelto terroríficas: centenares de personas en las calles sin barbijos, filas que no respetan distancias mínimas y cajeros automáticos en condiciones anti-higiénica. Uno se pregunta para qué hacer tanta cuarentena y tantos sacrificios si, de un día para el otro, el descontrol vuelve a gobernar nuestros actos. Un poco de cordura, por favor.

Desde que la informática ha desembarcado en las operaciones monetarias más comunes, el uso de la tarjeta de crédito y de débito nos ha facilitado evitar llevar dinero en efectivo a todos lados. Desde que las aplicaciones y los distintos servicios bancarios llegaron a nuestras computadores, podemos pagar las facturas sin movernos de casa. Podemos múltiples operaciones de compra y venta sin movernos de casa y sin tener que sacar plata de la billetera. Tal vez lo hayamos olvidado pero hasta no hace mucho pagábamos los viajes en colectivo con monedas, ahora lo hacemos con la SUBE. Resumiendo, es entendible que aún haya gente que no esté familiarizada con el uso del home banking y las tarjetas pero estos no deben ser todos. Hoy, por complicada que esté la economía, lo que mas apremia es el cuidado de la salud y para eso tenemos que acostumbrarnos, por un tiempo, a un nuevo estilo de vida que le preste toda la atención a la higiene personal y al contacto con la gente.

Ciertamente, estamos viviendo tiempos muy difíciles. El COVID-19 ha forzado a gran parte de los comercios a cerrar sus puertas cambiando así nuestras vidas cotidianas, a quedarnos en casa, a dejar de salir a estudiar o a trabajar y eso afecta mucho no solo la salud de la economía sino también de nuestra mente. Ante un panorama tan oscuro como el que nos espera en las próximas semanas, mucha gente se ha agolpado para abastecerse de víveres, suministros y otros, de efectivo.  Esto último pareciera la actitud más lógica dada la experiencia que el pueblo argentino a adquirido al enfrentar las innumerables crisis de su historia pero no hay que olvidar que esta crisis es única y, antes que nada, lo que hay que cuidar es la salud.

No hace falta deducir que, probablemente, los cajeros automáticos, después de los baños públicos, sean los más anti-higiénico del mundo. Si de por sí, los billetes son un reservorio de gérmenes y bacterias, ni que hablar de una máquina que se dedica a expenderlos. Pero nunca viene mal saber de una investigación científica para que algo quede absolutamente claro.

Si se tiene en cuenta que el Coronavirus es una enfermedad respiratoria, que se propaga típicamente por medio de gotitas en el aire, si una persona infectada tose o estornuda, las gotas portadoras de partículas virales pueden caer sobre la nariz o la boca de otra persona o ser inhaladas. Sin embargo, una persona también puede contraer el nuevo corona virus si toca una superficie u objeto que tenga partículas virales y luego se toca la boca, la nariz o los ojos. Para saber cuántos gérmenes existen en los cajeros automáticos, el sitio web financiero LendEDU realizó una investigación científica: después de probar 20 cajeros automáticos diferentes en la ciudad estadounidense de Nueva York, los especialistas descubrieron que un cajero automático promedio está más sucio que el poste de un subte o el picaporte de la puerta de un baño.

Para llevar a cabo esta investigación, LendEDU utilizó el Hygiena SystemSURE Plus, un dispositivo científico de última generación que analiza los gérmenes en una superficie determinada. El procedimiento comienza cuando se toma un hisopo de esa superficie, luego se coloca en el dispositivo y se proporciona una lectura numérica.

Los expertos hablan de un “puntaje de germen”: cuanto más alto es, más sucia está la superficie. Como referencia, se recomienda una puntuación de gérmenes arroje 10 o menos para las superficies de establecimiento de alimentos.

Si bien los cajeros automáticos no estaban tan sucios como ciertas cosas, como una escalera mecánica o un parquímetro, estaban cubiertos de más gérmenes que cosas como el picaporte de la puerta de un baño y un poste de subte.

El puntaje promedio de gérmenes de un cajero automático es de 286, mucho más alto que el puntaje de 10 que se recomienda para las superficies de establecimientos de alimentos y debería hacer que la gente haga una pausa para preocuparse.

El lector de tarjetas es el componente más sucio de un cajero automático, con un puntaje promedio de gérmenes de 423. El teclado promedio tenía un puntaje de gérmenes de 267, la segunda parte más sucia, mientras que la parte más limpia era la pantalla táctil, con una puntuación promedio de 168.

Otras de las variables que se compararon incluyeron las áreas de alto tráfico o de bajo tráfico en las que se ubicaban los aparatos: los cajeros automáticos de alto tráfico en promedio eran más sucios en general en comparación con los cajeros automáticos de bajo tráfico.

Así que, si es realmente necesario que vayas a extraer dinero o realizar alguna operación con el cajero automático, tomá todas las medidas higiénicas necesarias para cuidar tu salud.