En abril, se vendieron solo dos inmuebles en toda la Ciudad

edificio

Además, el Colegio de Escribanos de la Capital Federal reportó solo siete operaciones en todo el mes.

El sector inmobiliario, específicamente de la Ciudad, está atravesando una de sus peores crisis. La suba del dolar y las medidas sanitarias producto de la cuarentena están afectado severamente la compra-venta de inmuebles, tal como lo refleja el último dato aportado por el Colegio de Escribanos de la Capital Federal, que indicó que hubo solo siete operaciones en todo el mes de abril y dos de ellas fueron ventas. Los números son peores a los registrados el año pasado, superando incluso a los de la crisis del año 2002 y los años del cepo cambiario.

El dato fue aportado por Alejandra Covello, de Covello Propiedades ante el medio A24, y este representa una baja del 99% en relación al mismo período del año pasado. Asimismo, se estima que los datos del mes de mayo incluso podrían ser nulos. Por esta razón, el presidente del Consejo Profesional de Corredores Inmobiliarios de Capital Federal, Armando Pepe, detalló sobre el difícil momento que se vive en el sector: “Argentina viene con una pandemia económica de 24 meses. En enero, hubo 1.390 escrituras en Capital Federal y hay 1.800 escribanos. Somo 7.600 corredores, es decir que ni el 20 por ciento pudo realizar una venta”. En relación al pedido de nuevas medidas y protocolos sanitarios para volver a la actividad, señaló: “Esperamos que nos habiliten, porque ahora que los escribanos pueden escriturar, nosotros no podemos vender. Es la historia del huevo y la gallina”. Agregó: “Esperamos tener alguna noticia en las próximas horas, que nos permita, con todos los protocolos de sanidad, mostrar las propiedades”.

Ciertamente, los números son preocupantes. El Colegio de Escribano de la Ciudad de Buenos Aires detalló que las siete operaciones de compra-venta de inmuebles en dicho distrito fueron de apenas 20,7 millones de pesos. Siendo que el año pasado los números fueron malos, la caída en el sector estaría determinando un retroceso significativo por segundo año consecutivo, específicamente por vigésimo tercer mes consecutivo.

“Los datos del mes de abril serán vistos en la serie históricamente claramente como una foto de época. El confinamiento y las restricciones solo permitieron actos de fuerza mayor que tuviesen una razón de salud o humanitaria. De todos modos, y pese a que las escribanías atienden con turnos con reserva previa, falta bastante para recuperar actividad, sobre todo porque los actores vinculados a nuestra labor están limitados también y hay servicios que no han reabierto”, explicó Carlos Allende, presidente del Colegio de Escribanos.

La actividad de los escribanos fue declarada como esencial a partir del 6 de abril, por la Decisión Administrativa 763/20 del Gobierno nacional. Sin embargo, se limitó significativamente a realizar tareas puntuales como poderes, operaciones que involucraran a servicios de otras actividades ya declaradas como esenciales o casos de “fuerza mayor” o por razones humanitarias, donde se incluye a los que necesitan vender su propiedad con urgencia.

La venta de propiedades cayó un 40% durante 2019, en comparación con los números de 2018. Para tener una idea del impacto en la actividad, en abril de 2018 -cuando aún había opciones de crédito- se podían alcanzar las 6.000 operaciones. El récord de abril fue 2002 con 8.000 operaciones y se dio porque en ese momento una normativa permitía comprar inmuebles con los ahorros que habían quedado en el corralito.

Por esta razón, con tal de impulsar la compraventa de inmuebles, las inmobiliarias han comenzado a ofrecer importantes descuentos para poder llegar más fácilmente a un arreglo. Sin embargo, parte importante del servicio que brindan consiste en la presentación del inmueble ante potenciales compradores, metodología que solo está ocurriendo de manera virtual pero que no resulta suficientemente a ningún comprador.

 

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados © 2021