Tus mascotas también pueden sufrir un “golpe de calor” 155

Consejos para cuidarlas de las altas temperaturas

Con la llegada del verano, las temperaturas altas se vuelven constantes y los días pasan de calurosos a sofocantes. Por supuesto, los animales también lo sienten pero no pueden expresar el agobio con palabras. Por eso, si tenes mascotas es tu deber cuidarlas, previniendo y prestando atención a su comportamiento. Un golpe de calor puede ser tan fatal para nosotros como para ellas.

Cuando hace calor, no lo dudamos: ponemos el ventilador, nos duchamos con más frecuencia, bebemos más líquido y prendemos el aire acondicionado. Todo eso y mucho más con tal de estar bien. Todos sabemos que cuando llega la temporada de calor se complican nuestras actividades si quedamos expuestos por mucho tiempo al rayo del sol y a las altas temperaturas. Del fastidio pasamos al agotamiento y de ahí, a la descompensación. De este proceso, muchas veces, no nos damos cuenta y ya es tarde cuando comenzamos a sufrir las consecuencias. Por eso es tan importante la prevención y por eso son tan frecuentes las recomendaciones en esta época del año. ¿Pero qué ocurre con nuestras mascotas?

Sabemos que los perros y gatos no se refrigeran como nosotros, con la transpiración. Ellos regulan su temperatura corporal mediante el jadeo y manteniendo fresca sus almohadillas plantares y sus axilas. Sin embargo, tal como pasa con nosotros, luego de una prologada exposición al calor, pueden comenzar a manifestar los síntomas de un golpe de calor: agotamiento, malestar y descompostura, que pueden ser fatales sobretodo  en cachorros y gerontes.

Queremos compartir una serie de recomendaciones básicas para el cuidado de las mascotas en temporadas de calor.

Prestar atención

Lo más importante de todo es prestarles una amorosa atención. Sabemos que nuestras mascotas dependen de nosotros para su supervivencia. Les damos alimento, bebida y refugio. Sin embargo, nuestra función no se reduce a eso. Es estar pendiente de que mantengas un comportamiento saludable.

Hidratarlos

Tu mascota agradece mucho cuando tiene agua fresca y limpia a disposición. Cambiarle el agua seguido y comprobar que está en condiciones de ser bebible, sobre todo en época de calor, motiva a que se acerque por un trago. Además ayuda mucho si el bebedero se encuentra en su zona de descanso.

Es muy recomendable aprovechar y refrescar a tus mascotas mojandolos o bañandolos. A veces es más fácil con algunas mascotas que con otras pero todos sabemos el alivio que esto trae cuando el calor no se va.

Protegerlos del sol

Es muy importante no sacar a pasear al perro en horarios donde los rayos del sol son más intensos. Y cuando llega una ola de calor que se mantiene durante días, directamente evitar que salga a la calle. La temperatura de la acera y el asfalto los afecta mucho más rápidamente que a nosotros y en un descuido pueden sufrir una rápida descompensación.

Refrescar el ambiente

Utilizar el aire acondicionado o ventilador para bajar la temperatura ambiente es tan importante para nosotros como para ellos.

No le cortes el pelo

El pelaje actúa como barrera y protección contra el calor. Por eso, no siempre cortar el pelo es la mejor opción.

No dejarlos dentro de los autos

No es recomendable dejar encerrados ni un minuto a los gatos o perros ni con la ventana abierta ni cerrada. Los animales pueden sufrir un golpe de calor, al igual que los seres humanos y podrían morir.

error: EL PORTAL DE VILLA DEVOTO® Todos los derechos reservados © 2019