Mascotas

¿Qué debo hacer si mi mascota está engordando?

Hoy en día el sobrepeso también afecta a nuestras mascotas. Las causas son las mismas: una mala alimentación y una vida sedentaria nos perjudica tanto a nosotros como a ellas.

Tener una mascota es una responsabilidad. Un vínculo de amor, en el que estamos comprometidos con nuestros compañeros perros y gatos. Por eso, es importante recordar que el alimento, la atención y el refugio son 3 pilares que reflejan su calidad de vida.

El estilo de vida moderno nos permite darnos muchos gustos y vivir muy cómodamente. Pero como todo, tiene un lado bueno, que tenemos que aprovechar y otro no tanto, que no debemos ignorar. Sin embargo, hay un tema muy común en estos tiempos: el sobrepeso y la obesidad. Uno creería que sólo el ser humano es la víctima del sedentarismo y la comida inadecuada pero como convivimos y compartimos nuestras costumbres con nuestras mascotas, hoy es frecuente ver a perros y gatos gorditos.

¿Es sólo una cuestión estética?

La obesidad es el trastorno de la salud más común y sus consecuencias afectan distintas partes del organismo. En primer lugar, la sobrecarga de peso afecta a los huesos y las articulaciones. A medida que avanza la edad, esto puede desmejorar mucho a tu mascota. En segundo lugar, el pelo y la piel se vuelve más graso. En ocasiones aparecen granos y quistes. En tercer lugar, como la grasa también se almacena en los órganos, pueden haber innumerables complicaciones mayores. La más evidente son los problemas respiratorios debido a la fatiga que implica trasladar la carga extra.

¿Cómo puedo comprobarlo?

Todos creemos que nuestra mascota tiene el peso adecuado pero por si acaso, la manera más práctica de saber si está obesa, es seguir estos pasos:.

Ha perdido su figura.

Mira a tu perro o a tu gato desde arriba. ¿Se le ve la cintura? Cuando el cuerpo de perros y gatos gorditos ha perdido sus curvas naturales y tiene forma como “cilíndrica” o incluso de “barril” es porque hay demasiada grasa acumulada en la zona abdominal y la cintura.

Cuando tu mascota está bien de peso, visto desde arriba tiene forma como de “reloj de arena”, ya que la parte delantera es un poco más ancha que su parte trasera y al mirarla desde arriba se ve claramente como en la zona de la cintura, el cuerpo se estrecha un poco.

No puedes tocar las costillas.

A un perro que está bien de peso no se le tienen que marcar las costillas a simple vista, pero sí se le tienen que sentir cuando se pasa la mano. En cambio, cuando un perro está obeso es difícil tocar sus costillas, es decir notas que está “mullido” y no puedes diferenciar la separación entre las costilla.

Se cansa demasiado.

Una mascota obesa realiza muy poca actividad física y esto es porque le cuesta más, le cuesta moverse, respira con dificultad, se fatiga rápido.

¿Qué debo hacer si mi mascota está engordando?

Lo primero es cancelar las golosinas/premios y los snacks. Probablemente, lo estás consintiendo demasiado con comida. Lo segundo sería ajustar la dosis de su dieta y fijarte si el alimento balanceado es el apropiado. Lo tercero sería aumentar el ejercicio físico. Eso es muy fácil y divertido: ¡Juega más con ella!

Si tienes dudas, pide ayuda a tu veterinario de confianza.

Küme es nutrición para tu mascota

Küme es la elección de los que eligen. Es el primer alimento holístico de la Argentina. Esto significa que fue concebido para una nutrición total o global de los animales domésticos.

Debido a su formulación particular y minuciosa, un alimento holístico beneficia todos y cada uno de los órganos. Brinda la mejor nutrición, abarcando todos los órganos y sistemas, permitiendo que se exprese todo el potencial genético y cognitivo. Ayuda a los cachorros al aprendizaje y a los gerontes a mantener una actitud juvenil.

Teléfono: 15-4446-2185

Página web: www.kume.com.ar

Email: info@kume.com

Kume - Alimentos para mascotas

Mostrar más

Artículos relacionados

error: CONTENIDO PROTEGIDO