Los locales gastronómicos deberán entregar a los clientes los alimentos no consumidos

comida

Además, el gobierno porteño lanzará una campaña de difusión para concientizar que los alimentos no se deben desperdiciar.

Los restaurantes, casas de lunch, cafés, bares, confiterías, rotiserías y demás comercios gastronómicos comprendidos en el Código de Habilitaciones y Verificaciones de la Ciudad deberán entregar a sus clientes los alimentos que han pagado y que han terminado de consumir, según una ley aprobada en la Legislatura Porteña. La iniciativa tiene como finalidad reducir el desperdicio de alimentos, la entrega de los mismos a los consumidores y la promoción de una cultura que adopte una actitud responsable con la comida. La norma establece, además, la exhibición de un cartel en los comercios con la leyenda “Sr. Consumidor: Usted tiene derecho a recibir, sin costo alguno, el producto que haya abonado y no consumido”. Asimismo, el Poder Ejecutivo deberá lanzar una campaña de difusión para concientizar que “el alimento no se debe desperdiciar y que este es un compromiso que debemos asumir todos”.

Los comercios de la Ciudad de Buenos Aires deberán entregar a sus clientes los alimentos pagados y no consumidos en el momento, sin costo alguno, según una norma aprobada en la Legislatura en la última sesión ordinaria del año. La finalidad que se persigue es la de “reducir el desperdicio de alimentos”. De esta manera se oficializa el uso del “doggy bag”, como se le suele llamar en los países anglosajones cuando los clientes solicitan que se les envuelvan los alimentos “para el perro”, la excusa para llevar las sobras.

Los alimentos constituyen la mayor parte de los desechos urbanos y para disminuir esta dilapidación, se están tomando medidas para que las casas de expendio de comidas acostumbren a sus clientes a hacerse responsables por la cantidad de comida que piden. Esta iniciativa fue presentada por la diputada Mercedes De Las Casas  acompañada por otros pares de bancada y llegó al Recinto despachada por la Comisión de Defensa de los Consumidores y Usuarios que preside Hernán Arce, sin observaciones. Como se explica en los considerandos de la ley, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) alertó que el volumen del desperdicio de “comestibles” por año es de 1.300 millones de toneladas, equivalente a un tercio de la producción mundial de alimentos. En la Ciudad de Buenos Aires son el 41,55% de los Residuos Sólidos Urbanos, de acuerdo al Instituto de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires en convenio con la Coordinación Ecológica Metropolitana (CEAMSE), en su última publicación del 2011.

“Hay que hacer campaña para concientizar”, opina Carlos Yanelli, presidente de la Cámara de Restaurantes de la AHRCC, quien coincide que es un tema cultural. En contacto con Diario Z, Yanelli indicó que la Ciudad realizó, en su momento, una serie de pruebas piloto con resultados dispares. No obstante, se mostró optimista por la nueva normativa.

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados © 2021