Las 10 parrillas más elegidas por el vecino de la Ciudad

parrilla

En un concurso impulsado por el Gobierno porteño, 17.526 personas votaron sus favoritas.

Tan barriales como íntimas. Tan generosas como caseras. Eso fue lo que la mayoría de porteños señaló como trascendental a la hora de elegir a las diez mejores parrillas de la Ciudad de Buenos Aires porque si de algo sabe el porteño es de disfrutar un buen asado con amigos o en familia en casa o, en esta oportunidad, afuera. Bajo el programa destinado a promover a la Ciudad de Buenos Aires como capital gastronómica, el gobierno porteño organizó una contienda democrática para que el vecino elija cuál es la mejor parrilla de la Ciudad, o al menos, aquella que más recomienda. Gracias a este concurso no solo se pudo dar la respuesta a esta cuestión tan importante a la hora de donde ir a comer cuando tenemos ganas de comer un buen cacho de carne sino también una lista en orden de preferencias.

En este sentido, fueron alrededor de 17.500 vecinos quienes tuvieron la opción de elegir entre 55 opciones, a través de un formulario en Internet. Hasta ahora, los concursos anteriores habían definido a los mejores bodegones, hamburgueserías y cafés notables. ¿Cuál habrá sido elegida como la mejor parrilla?

La gran ganadora fue La Cabrera, con 2.029 votos. La parrilla, considerada por la crítica como gourmet, no es la primera vez que recibe un reconocimiento: en 2017, se consagró en el ranking de los mejores restaurantes de América Latina.

En segundo lugar, los porteños coronaron a Siga la Vaca; en tercer puesto quedó Don Julio; en el cuarto La Rana; en el quinto El Boliche de Nico; Estilo Campo en el sexto; Cooperativa Los Chanchitos en el séptimo; A Raja Cincha en el octavo; Los cabritos en el noveno; y por último, Los Arribeños.

El ranking de las parrilas más recomendadas por los porteños

Puesto 1 –  La Cabrera

Dirección: José A. Cabrera 5099

El caso de La Cabrera es toda una historia de superación. Corría el año 2001 y la crisis financiera golpeaba a la Argentina. Pero Gastón Riveira se arriesgó y abrió el primer local de La Cabrera.

Consiguió darle una vuelta de tuerca a lo clásico y así ofrece entradas como la provoleta con jamón crudo y pesto de albahaca que se repite en cada una de las mesas. Allí, también hay cortes de novillo de Angus argentino, de Wagyu Argentino y hasta chuletones de ojo de bife con hueso de 15 días de maduración.  Lo más apreciado son las carnes de primera calidad y la atención especial que dan ganas de volver.

El fundador dice que se inclinó por la carne porque es “el ingrediente nacional que les gusta a todos” y decidió crear un nuevo concepto en parrilla: “Quería que fuese un lugar impecable en el que todo el mundo comiese bien. Sabía que para que funcione tenía que contar con un buen equipo y yo, estar presente, porque un restaurante no se puede manejar a control remoto”.

Puesto 2 – Siga la Vaca

Dirección: Av. Alicia Moreau de Justo 1714
En segundo lugar, los porteños eligieron la parrilla Siga la Vaca. Es una de las más conocidas de este top ten. El local de Puerto Madero cuenta con cómodos y amplios espacios bien iluminados, y una vista exclusiva al puerto, una distinción que le da un tinte romántico y relajante.

Se maneja con el concepto de tenedor libre, y ofrece cortes de carnes  deliciosos y de selección con una delicada carta de vinos.

Puesto 3 – Don Julio

Dirección: Guatemala 4699

Para los porteños, el tercer lugar se lo llevó la parrilla Don Julio, que también ofrece excelentes cortes de carne y muy buenas sugerencias de vinos.  El lugar es de una arquitectura de diseño tradicional. Pero comienza  afuera: tiene un sector de mesas y sillas sobre la vereda techada, ideal para los que desean comer al aire libre.
En su interior, el salón tiene detalles como sus paredes en ladrillo a la vista, la cerámica original de sus pisos o las botellas que decoran el ambiente. Tiene un clima familiar y amistoso. Entre los platos destacados está la provoleta de queso de cabra; el ojo de bife; el bife de chorizo; el bife de cuadril; o el churrasquito de cerdo.

Para el final, sobresale el postre “suspiro porteño” (crema de dulce de leche, brownie, nueces acarameladas, merengue de coco y avellanas).

Puesto 4 – La Rana

Dirección: Av. Álvarez Thomas 3400

En cuarto lugar, quedó la parrilla La Rana. Así los barrios han construido a sus propios ganadores. Este restaurante es bandera en una esquina bien angulosa del barrio de Villa Urquiza.

El salón interior -de dos niveles- balconea a la calle en casi todo su perímetro; también se puede saborear un plato en la vereda, siendo otro de los atractivos.  Su decoración es sencilla, con paredes puras y pantallas de mimbre desde donde se ilumina todo el salón.

En cuanto a los sabores, hay presentaciones como la provoleta con tomates secos y el pesto suave; el pechito de cerdo; lechón; asado de tira; el matambrito a la pizza; la bondiola de cerdo; el bife de chorizo; la ensalada italiana (rúcula, radicheta, berro, albahaca, tomates secos, aceitunas negras, bocconcinos, con vinagreta La Rana), entre otros.

Puesto 5 – El boliche de Nico

El boliche de Nico quedó en quinto lugar según el concurso BA Capital gastronómica.

También en Villa Urquiza, El Boliche de Nico alcanzó el quinto puesto después de 15 años de experiencia en el rubro. Con un local llamativo, de paredes rojas y luces de colores en la calle, tiene una gran impronta familiar y ofrece platos abundantes. El costillar es el plato que no puede quedar afuera.

Puesto 6 – Estilo Campo

Dirección: Av. de los Incas 428

En sexto lugar, fue votada Estilo Campo, otra parrilla ubicada en Puerto Madero, con una ejemplar vista a los diques. Su decoración y elegancia salen de la media de las parrillas porteñas.

A diferencia del resto de las parrillas de barrio, se caracteriza por su decoración elegante, con una privilegiada vista a los diques. A su vez, cuenta con dos salones VIP: El Fogón y La Cava.

Más allá de su propuesta de vanguardia, salen de su cocina aromas y sabores imperdibles y bien argentinos : asado, vacío, chivito, cochinillo, lechón y cordero, así como exquisitas mollejas, riñones y chinchulines. Una alternativa para probar que merece el intento son sus vegetales grillados.

Puesto 7 – Cooperativa Los Chanchitos

Dirección: Av. Angel Gallardo 601

La Cooperativa Los Chanchitos quedó en el séptimo lugar de la votación. Un clásico porteño donde se va una vez, y se vuelve siempre.

Mantiene su estilo de restaurante de barrio frente a Parque Centenario con los manteles bicolores y la cubertería de madera y acero. Es una de las mejores expresiones del mejor estilo del viejo bodegón. Las carnes son un lujo inimaginable y llegan siempre en porciones para compartir. Un dato para no perder: las brochettas de cerdo. Por si alguien se queda con las ganas, aún queda la oportunidad de probar el lechón a las brasas en una de las mejores versiones de la ciudad.

Puesto 8 – A Raja Cincha

Dirección: Cuenca 1299

En el puesto número 8, quedó la parrilla gourmet A Raja Cincha, con dos sedes en Villa Del Parque. Se ha convertido en un clásico de los domingos, con un claro tinte bien criollo en su ambientación que se luce hasta en el cincel del filete porteño de su logo.

Puesto 9 – Los Cabritos

Dirección: Av. Juan Bautista Alberdi 6161

En el puesto 9, se votó a Los Cabritos, que es otra cooperativa de trabajo y ofrece una sólida variedad de platos con carnes y pastas.  En el barrio de Mataderos, otro clásico que se presenta como tal desde su marquesina de neón y sus faroles porteños de la entrada. Autodenominado como “asador” antes que restaurante, se revela así como un ambiente tradicional con cocina clásica de parrilla abundante para gozar en familia.

Esta cooperativa también ofrece una gran variedad de carnes y pastas. En el barrio de Mataderos, se caracteriza por su clima familiar y una cocina clásica imperdible. Nadie se va sin probar el bife de chorizo mariposa con morrón asado, panceta y papas fritas.

Puesto 10 – Los Arribeños

Dirección: Manuel Ugarte 1699

Por último, en el puesto 10 se ubicó la Parrilla Los Arribeños, que es un restaurante ideal para disfrutar de los más exquisitos y abundantes platos de la comida tradicional de Argentina.

Tiene ventanales que dan a la calle y espacios amplios que permiten disfrutar de un agradable encuentro. De su menú, se destaca el súper bife Manolo de 500 grs. con aros de cebolla y cubierto con provoleta, morrones y panceta grillada; el matambre tiernizado con tomate, cebolla, muzzarella, albahaca y acompañado de papas rústicas; y la bondiola de cerdo asada con perfume de leños, mostaza antigua y miel con papas rústicas.

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados © 2021