Las 10 parrillas más elegidas por el vecino de la Ciudad 16

parrilla

En un concurso impulsado por el Gobierno porteño, 17.526 personas votaron sus favoritas.

Tan barriales como íntimas. Tan generosas como caseras. Eso fue lo que la mayoría de porteños señaló como trascendental a la hora de elegir a las diez mejores parrillas de la Ciudad de Buenos Aires porque si de algo sabe el porteño es de disfrutar un buen asado con amigos o en familia en casa o, en esta oportunidad, afuera. Bajo el programa destinado a promover a la Ciudad de Buenos Aires como capital gastronómica, el gobierno porteño organizó una contienda democrática para que el vecino elija cuál es la mejor parrilla de la Ciudad, o al menos, aquella que más recomienda. Gracias a este concurso no solo se pudo dar la respuesta a esta cuestión tan importante a la hora de donde ir a comer cuando tenemos ganas de comer un buen cacho de carne sino también una lista en orden de preferencias.

En este sentido, fueron alrededor de 17.500 vecinos quienes tuvieron la opción de elegir entre 55 opciones, a través de un formulario en Internet. Hasta ahora, los concursos anteriores habían definido a los mejores bodegones, hamburgueserías y cafés notables. ¿Cuál habrá sido elegida como la mejor parrilla?

La gran ganadora fue La Cabrera, con 2.029 votos. La parrilla, considerada por la crítica como gourmet, no es la primera vez que recibe un reconocimiento: en 2017, se consagró en el ranking de los mejores restaurantes de América Latina.

En segundo lugar, los porteños coronaron a Siga la Vaca; en tercer puesto quedó Don Julio; en el cuarto La Rana; en el quinto El Boliche de Nico; Estilo Campo en el sexto; Cooperativa Los Chanchitos en el séptimo; A Raja Cincha en el octavo; Los cabritos en el noveno; y por último, Los Arribeños.

El ranking de las parrilas más recomendadas por los porteños

Puesto 1 –  La Cabrera

Dirección: José A. Cabrera 5099

El caso de La Cabrera es toda una historia de superación. Corría el año 2001 y la crisis financiera golpeaba a la Argentina. Pero Gastón Riveira se arriesgó y abrió el primer local de La Cabrera.

Consiguió darle una vuelta de tuerca a lo clásico y así ofrece entradas como la provoleta con jamón crudo y pesto de albahaca que se repite en cada una de las mesas. Allí, también hay cortes de novillo de Angus argentino, de Wagyu Argentino y hasta chuletones de ojo de bife con hueso de 15 días de maduración.  Lo más apreciado son las carnes de primera calidad y la atención especial que dan ganas de volver.

El fundador dice que se inclinó por la carne porque es “el ingrediente nacional que les gusta a todos” y decidió crear un nuevo concepto en parrilla: “Quería que fuese un lugar impecable en el que todo el mundo comiese bien. Sabía que para que funcione tenía que contar con un buen equipo y yo, estar presente, porque un restaurante no se puede manejar a control remoto”.

Puesto 2 – Siga la Vaca

Dirección: Av. Alicia Moreau de Justo 1714
En segundo lugar, los porteños eligieron la parrilla Siga la Vaca. Es una de las más conocidas de este top ten. El local de Puerto Madero cuenta con cómodos y amplios espacios bien iluminados, y una vista exclusiva al puerto, una distinción que le da un tinte romántico y relajante.

Se maneja con el concepto de tenedor libre, y ofrece cortes de carnes  deliciosos y de selección con una delicada carta de vinos.

Puesto 3 – Don Julio

Dirección: Guatemala 4699

Para los porteños, el tercer lugar se lo llevó la parrilla Don Julio, que también ofrece excelentes cortes de carne y muy buenas sugerencias de vinos.  El lugar es de una arquitectura de diseño tradicional. Pero comienza  afuera: tiene un sector de mesas y sillas sobre la vereda techada, ideal para los que desean comer al aire libre.
En su interior, el salón tiene detalles como sus paredes en ladrillo a la vista, la cerámica original de sus pisos o las botellas que decoran el ambiente. Tiene un clima familiar y amistoso. Entre los platos destacados está la provoleta de queso de cabra; el ojo de bife; el bife de chorizo; el bife de cuadril; o el churrasquito de cerdo.

Para el final, sobresale el postre “suspiro porteño” (crema de dulce de leche, brownie, nueces acarameladas, merengue de coco y avellanas).

Puesto 4 – La Rana

Dirección: Av. Álvarez Thomas 3400

En cuarto lugar, quedó la parrilla La Rana. Así los barrios han construido a sus propios ganadores. Este restaurante es bandera en una esquina bien angulosa del barrio de Villa Urquiza.

El salón interior -de dos niveles- balconea a la calle en casi todo su perímetro; también se puede saborear un plato en la vereda, siendo otro de los atractivos.  Su decoración es sencilla, con paredes puras y pantallas de mimbre desde donde se ilumina todo el salón.

En cuanto a los sabores, hay presentaciones como la provoleta con tomates secos y el pesto suave; el pechito de cerdo; lechón; asado de tira; el matambrito a la pizza; la bondiola de cerdo; el bife de chorizo; la ensalada italiana (rúcula, radicheta, berro, albahaca, tomates secos, aceitunas negras, bocconcinos, con vinagreta La Rana), entre otros.

Puesto 5 – El boliche de Nico

El boliche de Nico quedó en quinto lugar según el concurso BA Capital gastronómica.

También en Villa Urquiza, El Boliche de Nico alcanzó el quinto puesto después de 15 años de experiencia en el rubro. Con un local llamativo, de paredes rojas y luces de colores en la calle, tiene una gran impronta familiar y ofrece platos abundantes. El costillar es el plato que no puede quedar afuera.

Puesto 6 – Estilo Campo

Dirección: Av. de los Incas 428

En sexto lugar, fue votada Estilo Campo, otra parrilla ubicada en Puerto Madero, con una ejemplar vista a los diques. Su decoración y elegancia salen de la media de las parrillas porteñas.

A diferencia del resto de las parrillas de barrio, se caracteriza por su decoración elegante, con una privilegiada vista a los diques. A su vez, cuenta con dos salones VIP: El Fogón y La Cava.

Más allá de su propuesta de vanguardia, salen de su cocina aromas y sabores imperdibles y bien argentinos : asado, vacío, chivito, cochinillo, lechón y cordero, así como exquisitas mollejas, riñones y chinchulines. Una alternativa para probar que merece el intento son sus vegetales grillados.

Puesto 7 – Cooperativa Los Chanchitos

Dirección: Av. Angel Gallardo 601

La Cooperativa Los Chanchitos quedó en el séptimo lugar de la votación. Un clásico porteño donde se va una vez, y se vuelve siempre.

Mantiene su estilo de restaurante de barrio frente a Parque Centenario con los manteles bicolores y la cubertería de madera y acero. Es una de las mejores expresiones del mejor estilo del viejo bodegón. Las carnes son un lujo inimaginable y llegan siempre en porciones para compartir. Un dato para no perder: las brochettas de cerdo. Por si alguien se queda con las ganas, aún queda la oportunidad de probar el lechón a las brasas en una de las mejores versiones de la ciudad.

Puesto 8 – A Raja Cincha

Dirección: Cuenca 1299

En el puesto número 8, quedó la parrilla gourmet A Raja Cincha, con dos sedes en Villa Del Parque. Se ha convertido en un clásico de los domingos, con un claro tinte bien criollo en su ambientación que se luce hasta en el cincel del filete porteño de su logo.

Puesto 9 – Los Cabritos

Dirección: Av. Juan Bautista Alberdi 6161

En el puesto 9, se votó a Los Cabritos, que es otra cooperativa de trabajo y ofrece una sólida variedad de platos con carnes y pastas.  En el barrio de Mataderos, otro clásico que se presenta como tal desde su marquesina de neón y sus faroles porteños de la entrada. Autodenominado como “asador” antes que restaurante, se revela así como un ambiente tradicional con cocina clásica de parrilla abundante para gozar en familia.

Esta cooperativa también ofrece una gran variedad de carnes y pastas. En el barrio de Mataderos, se caracteriza por su clima familiar y una cocina clásica imperdible. Nadie se va sin probar el bife de chorizo mariposa con morrón asado, panceta y papas fritas.

Puesto 10 – Los Arribeños

Dirección: Manuel Ugarte 1699

Por último, en el puesto 10 se ubicó la Parrilla Los Arribeños, que es un restaurante ideal para disfrutar de los más exquisitos y abundantes platos de la comida tradicional de Argentina.

Tiene ventanales que dan a la calle y espacios amplios que permiten disfrutar de un agradable encuentro. De su menú, se destaca el súper bife Manolo de 500 grs. con aros de cebolla y cubierto con provoleta, morrones y panceta grillada; el matambre tiernizado con tomate, cebolla, muzzarella, albahaca y acompañado de papas rústicas; y la bondiola de cerdo asada con perfume de leños, mostaza antigua y miel con papas rústicas.

Cómo lavar y desinfectar frutas y verduras 253

Desinfectar frutas y verduras correctamente es esencial para eliminar todos los contaminantes que puedan tener, especialmente en tiempos de Coronavirus

Ante la necesidad actual de prestarle atención a la higiene personal y de todas las cosas que tocamos, una de las dudas más comunes es cómo desinfectar apropiadamente nuestros alimentos. Es normal que, ante la actual situación provocada por la pandemia del Covid-19, la gente quiera saber cómo lavar la fruta y las verduras que llevan a casa por el temor a un posible contagio. No obstante, para que no cunda el pánico, te explicamos cómo se propaga este virus y si hay posibilidades de que lo que compramos esté infectado.

Por si acaso, no está de más recordar que sirve solo una gota de lavandina común por litro de agua para lavar frutas y verduras o saber que el vinagre desinfecta. Presta atención, te contamos las mejores opciones para desinfectar los alimentos, sobre todo aquellos que comerás crudos.

Por qué hay que desinfectar frutas y verduras

Desde el Departamento de Agricultura de Estados Unidos se ha informado de que no se tiene conocimiento de que el Covid-19 pueda transmitirse a través de alimentos o de sus envases. Lo que se sabe es que este virus se adquiere a través del contacto cercano con otras personas contagiadas o teniendo contacto con una superficie que tenga el virus vivo y tocándonos después boca, nariz u ojos.

Sin embargo, aunque no hay razón para pensar que los alimentos que llevemos a casa van a estar infectados por el Covid-19, mejor prevenir antes que curar. De hecho, cada año son muchas las personas que enferman por ingerir alimentos contaminados.

A la hora de ingerir frutas y verduras debes tener cuidado de desinfectarlas si no quieres perjudicar a tu organismo con un sinfín de bacterias. Lo aconsejable es lavarlas con abundante agua para retirar el polvo y los residuos visibles aunque esto no sería suficiente para eliminar pesticidas, restos de fertilizantes y microorganismos dañinos.

Los productos frescos pueden estar contaminados de muchas maneras, tanto durante como después de la cosecha. Con tantas fuentes de contaminación, lo ideal es preparar de manera segura los alimentos frescos antes de consumirlos. Pero ¿cómo desinfectar y lavar la fruta y la verdura para evitar no solo el coronavirus sino cualquier tipo de enfermedad? Te lo contamos a continuación.

Productos para lavar la fruta

  • Lavandina. Es uno de los más recurridos para desinfectar alimentos. Para ello, solo tienes que poner una cucharada por cada litro de agua.
  • Bicarbonato y vinagre. En un bol con agua mezcla una cucharada de bicarbonato y otra de vinagre e introduce los alimentos durante una hora. Después retira, enjuaga y estarán listos para comer. El vinagre desinfecta de forma efectiva.
  • Yodo. Utiliza este producto con agua y deja los alimentos en remojo durante 20 minutos. Está indicado para vegetales de hoja, fresas, uvas y frutos carnosos.
  • Sal y limón. Si quieres eliminar las bacterias de frutas y verduras, vierte en medio litro de agua una cucharada de sal y el jugo de medio limón y lava los alimentos con esta mezcla.
  • Agua oxigenada. Añade una parte de este producto por cada tres de agua y sumerge los alimentos durante 5 minutos.
  • Vinagre. Diluye un vaso de vinagre en medio litro de agua y remoja las frutas o verduras durante 10 minutos. Como hemos dicho, el vinagre desinfecta y podrás rociar también con ayuda de un spray esta mezcla sobre los alimentos antes de cocinarlos.

Recomendaciones

  1. Si lo que quieres es lavar la fruta y verdura de manera más profunda, es mejor utilizar agua jabonosa y lavados con productos comerciales, ya que son más efectivos que el agua sola. De todos modos, el lavado puede reducir las poblaciones microbianas pero es imposible que elimine todos los microbios de los productos crudos. Esto es debido a que las bacterias pueden evadir incluso el agua clorada en exceso, ya que pueden esconderse en poros microscópicos y grietas del tejido vegetal. Por este motivo, deben abstenerse de comer ensaladas aquellas personas vulnerables a las infecciones.
  2. Mantén separadas las frutas y verduras de alimentos cárnicos crudos como las aves de corral o los mariscos, así como de los utensilios para prepararlos. Esto evitará la contaminación cruzada de unos alimentos a otros.
  3. Lava los utensilios de cocinar como tablas de cortar, cuchillos y, sobre todo, la encimera, con agua caliente. Es más, si tienes la posibilidad,mejor utilizar el lavavajillas para asegurarnos de eliminar todos los microorganismos.
  4. Utiliza tablas de cortar distintas para carne y otros productos, así como para manipular alimentos crudos y cocidos.
  5. También se recomienda que te laves muy bien las manos con agua tibia y jabón durante, al menos, 20 segundos antes y después de preparar los alimentos frescos.

Cuando tener especial cuidado

Cuando vayas a hacer la comprar comprueba que los productos no estén dañados y escoge solo los que estén en buenas condiciones. Asegúrate además de que los productos precortados estén refrigerados o almacenados con hielo en la tienda y el hogar, pues son más propensos a echarse a perder.

De nada te servirá lavar la fruta y desinfectarla a conciencia si la has elegido una con golpes en la tienda o no la conservas como es debido. Los principales detalles que debes tener en cuenta son:

  • Frota con suavidad los alimentos mientras los enjuagas bajo el chorro de agua.
  • Desecha la parte dañada o golpeada antes de prepararla o comerla.
  • Usa una escobilla para limpiar las verduras y frutas más duras, como pepinos y melones.
  • Lava los productos frescos antes de pelarlos para que las bacterias no pasen del cuchillo al interior de la fruta o vegetal. Recuerda que el vinagre desinfecta y la lejía alimentaria también es una buena opción.
  • Seca las frutas y verduras para reducir las bacterias.
  • Desecha las hojas externas en alimentos como lechuga o repollo.

Foto de Anna Shvets en Pexels

Los locales gastronómicos deberán entregar a los clientes los alimentos no consumidos 201

comida

Además, el gobierno porteño lanzará una campaña de difusión para concientizar que los alimentos no se deben desperdiciar.

Los restaurantes, casas de lunch, cafés, bares, confiterías, rotiserías y demás comercios gastronómicos comprendidos en el Código de Habilitaciones y Verificaciones de la Ciudad deberán entregar a sus clientes los alimentos que han pagado y que han terminado de consumir, según una ley aprobada en la Legislatura Porteña. La iniciativa tiene como finalidad reducir el desperdicio de alimentos, la entrega de los mismos a los consumidores y la promoción de una cultura que adopte una actitud responsable con la comida. La norma establece, además, la exhibición de un cartel en los comercios con la leyenda “Sr. Consumidor: Usted tiene derecho a recibir, sin costo alguno, el producto que haya abonado y no consumido”. Asimismo, el Poder Ejecutivo deberá lanzar una campaña de difusión para concientizar que “el alimento no se debe desperdiciar y que este es un compromiso que debemos asumir todos”.

Los comercios de la Ciudad de Buenos Aires deberán entregar a sus clientes los alimentos pagados y no consumidos en el momento, sin costo alguno, según una norma aprobada en la Legislatura en la última sesión ordinaria del año. La finalidad que se persigue es la de “reducir el desperdicio de alimentos”. De esta manera se oficializa el uso del “doggy bag”, como se le suele llamar en los países anglosajones cuando los clientes solicitan que se les envuelvan los alimentos “para el perro”, la excusa para llevar las sobras.

Los alimentos constituyen la mayor parte de los desechos urbanos y para disminuir esta dilapidación, se están tomando medidas para que las casas de expendio de comidas acostumbren a sus clientes a hacerse responsables por la cantidad de comida que piden. Esta iniciativa fue presentada por la diputada Mercedes De Las Casas  acompañada por otros pares de bancada y llegó al Recinto despachada por la Comisión de Defensa de los Consumidores y Usuarios que preside Hernán Arce, sin observaciones. Como se explica en los considerandos de la ley, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) alertó que el volumen del desperdicio de “comestibles” por año es de 1.300 millones de toneladas, equivalente a un tercio de la producción mundial de alimentos. En la Ciudad de Buenos Aires son el 41,55% de los Residuos Sólidos Urbanos, de acuerdo al Instituto de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires en convenio con la Coordinación Ecológica Metropolitana (CEAMSE), en su última publicación del 2011.

“Hay que hacer campaña para concientizar”, opina Carlos Yanelli, presidente de la Cámara de Restaurantes de la AHRCC, quien coincide que es un tema cultural. En contacto con Diario Z, Yanelli indicó que la Ciudad realizó, en su momento, una serie de pruebas piloto con resultados dispares. No obstante, se mostró optimista por la nueva normativa.

La Ciudad prohibió la entrega, uso y distribución de los sorbetes 15

sorbetes

Aquellos comercios, hoteles o cadenas alimenticias que no cumplan con la misma recibirán severas multas.

La Ciudad de Buenos Aires prohibió la entrega, uso y expendio de sorbetes, informaron hoy autoridades locales. El objetivo seria el de limitar el uso de plásticos y reemplazarlos por materiales más sustentables. Además, advirtieron que habrá severas multas para quienes no cumplan con la nueva disposición.

“Hace seis meses impulsamos esta resolución, con el claro objetivo de lograr el abandono del uso de sorbetes. Hemos tenido una buena experiencia con las bolsas y creemos que debemos limitar los plásticos de un solo uso, que podemos reemplazar con costumbres más sustentables”, señaló el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli.

La prohibición fue establecida por la resolución “816/MAyEP/2019”, que se desprende de la ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos 1.854, que en mayo pasado inició el proceso de abandono del uso de ese tipo de productos plásticos, detalló la cartera en un comunicado.

La medida alcanza a hoteles de cuatro y cinco estrellas, shoppings, galerías y centros comerciales a cielo abierto, locales que posean una concurrencia de más de 300 personas por evento y establecimientos de cadenas comerciales.

Asimismo, señalaron que los vecinos podrán denunciar el incumplimiento de esta norma a través del canal de reclamos y solicitudes de la Ciudad.

En enero de 2017, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, a través de la Agencia de Protección Ambiental, resolvió prohibir la entrega gratuita o la venta de bolsas plásticas tipo camiseta en los hipermercados, supermercados y autoservicios de alimentos y bebidas, utilizables para el transporte de mercaderías. Ante esta nueva resolución, los vecinos podrán denunciar el incumplimiento de esta norma a través del canal de reclamos y solicitudes de CABA.

Además indicaron que el sorbete es el cuarto residuo plástico más común en las costas y océanos y que pueden tardar entre 150 y 400 años en descomponerse. Hasta antes de tomar esta medida, fueron dos millones de sorbetes al mes son consumidos sólo en patios de comidas de shoppings porteños, según la Agencia de Protección Ambiental.