Espacios verdes

La plaza Arenales

También conocida como la plaza de Devoto.

El barrio de Villa Devoto es conocido como “El Jardín de Buenos Aires” pero si hay un lugar en Devoto que refleje dicha fama es la plaza Arenales.

El proyecto de urbanización, presentado el 4 de abril de 1889 por el Banco Inmobiliario al Intendente Guillermo Cranwell, le confirió a la plaza un papel central tanto en la configuración  del nuevo pueblo como en la memoria y el sentimiento de su Presidente, Don Antonio Devoto. El primer nombre que tuvo fue “Santa Rosa”, atribuido en reconocimiento afectuoso a la madre de Antonio Devoto, Rosa Vaccarezza y también a su primera esposa, Rosa Viale.

Cinco años después, el 28 de Noviembre de 1894, por ordenanza municipal, cambia su nombre y se la denomina “Plaza General Juan Antonio Álvarez de Arenales”, héroe de la guerra de la Independencia. No obstante, el cariño popular la ubica como “la plaza de Devoto”, entre otras cosas por ser el lugar estratégico donde se ubicaron los principales institutos: el hospital, la biblioteca, la escuela, la torre de agua.

Amplia, elegante y distinguida, posee las dimensiones de 4 manzanas y está delimitada por las calles Bahía Blanca, Mercedes, Nueva York y Pareja. Eucaliptus, palmeras, pinos cipreses y casuarinas perfuman y refrescan el aire de quienes por allí la transitan, deleitando su vista con esos pequeños y cuidados detalles de jardinería en conjunto con su mobiliario colonial.

Se puede acceder al interior de la plaza por los caminos que la atraviesan, de lado a lado y de esquina a esquina. En el mismo se puede encontrar un mástil decorado por el escultor argentino Luis Perlotti, cuya inauguración data del 20 de junio de 1958. En esta obra de arte se recrean en bronce; de un lado las imágenes de José de San Martín, Manuel Belgrano y Juan A. de Arenales; y del otro lado, las figuras que representan La Libertad, El Trabajo, la Agricultura y la Ganadería. Así mismo, a metros de allí está el monumento a Antonio Devoto, que originalmente se encontraba en el Asilo Humberto Primo.

Lo interesante es que tanto espacio y tantas opciones hacen de ella un lugar que toda la familia puede aprovechar. Por ejemplo, en cada punta de la plaza hay dos grandes lugares con juegos para los chicos, incluso una calesita, la más antigua de la Ciudad. Caminos circulares de cemento listo, ideal para andar en rollers o para que los chicos manejen kartings eléctricos. Bancos de madera, bajo la sombra de los árboles o bajo el sol. Si querés entrenarte físicamente o bailar, siempre encontrás grupos que se dedican a ello. Tomar un mate o jugar al futbol con amigos.

Fuente: Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto

Recorré el Mapa Histórico Cultural de Villa Devoto

Tags
Mostrar más

1 thought on “La plaza Arenales”

  1. Considero que es importante destacar que, el monumento a Antonio Devoto antes de ser trasladado a la plaza, se encontraba situado en la Escuela que lleva su mismo nombre y se encuentra ubicada frente a la plaza. Para aportar mayor precisión, el monumento, se encontraba muy cercano al mástil de la mencionada escuela en las esquinas de Mercedes y Nueva York.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: CONTENIDO PROTEGIDO