Casa de José Sanchez Picado

José Sánchez Picado

En la esquina de la avenida Francisco Beiró y Chivilcoy, se encuentra una pintoresca casona de estilo colonial que perteneció al Dr. Sánchez Picado (1864-1932), un reconocido médico y psiquiatra infantil, fundador del Hospital Alvear y director del Hospital Vicente Lopez.

El Dr. Sanchez Picado dedicó su vida a la protección, tratamiento y educación de niños con retrasos madurativos y patologíos psiquiátricas serias.

Luego de su fallecimiento, sus herederos decidieron donar el predio para la instalación de un instituto que brinde asistencia a menores, como un acto en su memoria.

El 6 de enero de 1938, tuvo lugar el acto de inauguración del “Instituto para menores retardados”. Asistieron al acto el presidente de la República Agustín P. Justo, el Cardenal Santiago Luis Copello, el Ministro de Justicia e Instrucción Pública José de la Torre, el subsecretario de Culto y Beneficencia, el presidente de la Comisión Asesora de Asilos y Hospitales Regionales, Dr. Nicolás Lozano y diversos funcionarios y vecinos.

Con el transcurso del tiempo, este espacio fue adoptando distintas funciones. En los años 90, comenzó a alojar a niños en situación de pobreza o víctimas del abandono, la violencia y la discapacidad.

En 1997 se transformó en  “Hogar de Convivencia Terapéutica Sánchez Picado”, cuya tarea consistía en albergar a varones que provenían de institutos de menores bajo el régimen de salidas transitorias. Paulatinamente, este lugar dejo de tener el mantenimiento adecuado y fue deteriorándose. Muchos de nosotros recordamos el calamitoso estado en el estaba.

Sinceramente, su destino parecía estar más cerca de la demolición o el mismo derrumbe, hasta que un grupo de vecinos decidió salvar y recuperar este espacio en el año 2013.

Tres años después y luego de una restauración que conservó su aspecto original, abrió sus puertas la denominada “Casa Nacional del Futuro“, lugar donde se brindarán talleres gratuitos de expresión artística, capacitaciones en oficios y una variada agenda de actividades culturales y deportivas para jóvenes.

Fuente: Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto

Recorré el Mapa Histórico Cultural de Villa Devoto

Escuela Delfín Gallo

Escuela Delfín Gallo

Este importante edificio, que ocupa toda la manzana triangular de las calles Fernández de Enciso, San Nicolás y Jose Cubas, corresponde a la primera escuela de la Villa. En la época de su fundación, la escuela estaba ubicada en un suburbio casi desierto.

Su construcción y diseño inicial, ya estaba previsto en el plano de Villa Devoto, incluida la donación del terreno y el compromiso de construcción, que estaba a cargo del Banco Inmobiliario, entidad creadora de nuestro barrio. Pero cuando las obras alcanzaron un metro de alto, frente a la grave crisis que afecto al país y a la entidad financiera, el trabajo se detuvo. Posteriormente en 1893 el Consejo Nacional de Educación toma a su cargo las obras terminándolas a fines de 1894.

Al comienzo, sólo constaba con tres aulas, amplias y bien ventiladas, galería, dependencias y casa de familia; todo con una sola entrada a un gran vestíbulo. Su patio era de tierra y poseía un aljibe. Tal era el edificio escolar para el cual fue nombrada, por el H. Consejo Nacional de Educación el 17 de febrero de 1895, la directora Maria Isabel Aveleyra. Inmediatamente empezó la tarea de inscripción, a pesar de que la escuela no había sido provista aun de moblaje y útiles.

El 4 de abril de 1895 empezaron las clases, las cuales estuvieron a cargo de la directora hasta el 17 de junio del mismo año, cuando se presento la primera maestra de grado, Señorita Susana Filgueira. El primer año de la escuela contó con 70 alumnos inscriptos, conseguidos yendo casa por casa, primero la directora sola y después con la compañía de la Señorita Filgueira. Se les pedía a los padres que mandaran a sus hijos a la escuela, explicandoles el bien que les reportaría.

Su Directora y la escuela, fueron ganando un enorme prestigio, que hizo que desde 1896, se creara el tercer grado y año tras año, fuera creciendo su matricula y también la cantidad de las aulas, la biblioteca y otras dependencias.

Fuente: Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto

Recorré el Mapa Histórico Cultural de Villa Devoto

Hospital Sirio Libanes

Hospital Sirio Libanes

Esta bellisima residencia fue construida en 1910 por un comerciante, el Señor Pedro Bignoli, como casa de fin de semana. El trabajo fue encargado a los constructores Civelli y Jacopini, quienes la edificaron en Avenida América (Mosconi) 3346. La casa, estaba rodeada de terreno pero no poseía jardines ni caminos interiores.

En la década del ’20 el inmueble fue adquirido por el Señor José Company Llopis, de nacionalidad española, delegado en Argentina y Brasil de la compañía italiana Marelli.

En ese periodo se construyeron las pérgolas, la fuente y la sala de juegos y una pingüinera, construcción que a simple vista se comprende que no pertenece a la edificación original.

Su último propietario, el Señor Colombo, vendió el predio a la comunidad Sirio Libanesa la cual instaló allí primero un Club y luego el hospital

Fuente: Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto

Recorré el Mapa Histórico Cultural de Villa Devoto

Hnas. Misericordia

Instituto Nuestra Señora de la Misericordia Devoto

En diciembre de 1875, en cumplimiento de su celo apostólico arriban a Buenos Aires, provenientes de Italia, las primeras Hermanas, Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia. Pío IX les había recomendado: “… porque si se quiere hacer algún bien por aquellos países (refiriéndose a América) es menester cuidar mucho la educación de la juventud…” Esta recomendación las acompañaría en el cumplimiento de sus metas, inspiradas en las actitudes del pastor bíblico: guiar, proveer, defender, amar y dar la vida.

Buenos Aires, en ese entonces, se reponía de las epidemias de fiebre amarilla y cólera, con muchas necesidades sociales y espirituales. No obstante, se perfilaba como una ciudad de gran porvenir.

A su llegada, se instalan en la calle Lorea (hoy Saenz Peña) 269, para dedicarse a la atención de los enfermos, acudiendo a domicilios particulares. Allí mismo abren el primer colegio, domicilio de la primera Casa Provincial y el Noviciado. Para 1897, llegan a Villa Devoto, adquiriendo una propiedad sobre la calle Asunción, en un lugar que definirán como “un pueblo lejos de la contaminación y las miasmas del centro”. Algunas religiosas se encontraban enfermas,considerando al lugar, como perfecto para restablecerse.

El primer edificio fue inaugurado y bendecido el 30 de octubre de 1898. Obra de los ingenieros Tvethe y Virasoro, con a participación de la Empresa Constructora Cottini Hnos.

En el año 1908, adquieren una casa y terreno anexo a la construcción existente, colocándose allí la piedra fundamental de una nueva Casa Provincial y capilla. En el año 1911, se abren los primeros cuatro grados del colegio y al año siguiente, el resto. El ingreso a la escuela será sobre la calle Asunción 3780.

La compra de los nuevos terrenos y subsiguiente edificación permitirá la separación de la Casa Provincial de la escuela, condición exigida por la curia para el funcionamiento del noviciado.

El Noviciado funcionara en Villa Devoto hasta 1947 y la capilla, decorada por el artista Dante Ortolani, no sufrirá modificaciones hasta 1970 cuando asumirá el aspecto minimalista que perdura hasta la actualidad.

En 1935 se abre la escuela secundaria con un ciclo comercial que es incorporado a la enseñanza oficial en 1939. La constante demanda de vacantes hace menester una nueva ampliación de las instalaciones, ya en 1943 asistían a la escuela 500 alumnas, abriendo posteriormente su ciclo de magisterio del que en 1957 egresara la primera camada de maestras.

Fuente: Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto

Recorré el Mapa Histórico Cultural de Villa Devoto

error: el portal de Villa Devoto® Todos los derechos reservados © 2020